Advertisement

El mes de octubre pasado vio la luz el primer volumen de Sapiens de los cócteles, la colección de títulos que dentro del proyecto global del Sapiens de la gastronomía está llevando a cabo la Fundación el Bulli.

Andrea Bottesi no es un creador de herramientas de coctelería al uso.

N2Lab es la heladería/laboratorio, donde Marta Jañez y Vicente Díaz han revolucionado la industria de los helados.

Esta galería se centra especialmente en una visión joven del arte contemporáneo con propuestas que invitan a la reflexión. 

<
>

portada_96

Andreu Balius:

Portadista El Duende nº 96

Barcelona, 1962

Para resumir el currículum de Andreu Balius, necesitaríamos más espacio, como el de los desplegables de los “library” de sus García Fonts. Baste decir que es profesor de Tipo-fotografismo en la Universidad Pompeu Fabra, que su trabajo ha sido reseñado por una larga ristra de revistas especializadas o que es autor de Type at work, usos de la tipografía en el diseño editorial. De su estudio, Typerepublic, han salido tipos como la Pradell, fruto de una investigación de la tipografía española y que pretende ser a España lo que la Bodoni a Italia, o la Universitas, para la Universidad de Salamanca. Cuidar la tipografía es para él “una cuestión de principios”.

¿Cómo te tiraste a la piscina? Me tiré sin saber nadar y he aprendido con el tiempo. Desde aquel proyecto llamado García fonts ha pasado mucho. Pero creo que al final he aprendido algo.

¿Cuál de tus tipos tardó más en aprender a nadar? Pradell, sin duda. Cuando saltó por primera vez todavía le faltaba un poco por aprender, pero consiguió un certificado de excelencia por la ATypI, la Asociación Tipográfica Internacional.

¿Con cuál de tus tipografías te darías un baño en la piscina? Me bañaría con todas ellas, me gusta la promiscuidad.

Has impulsado, colaboras y apadrinas proyectos editoriales impresos.¿Cuál  es el futuro del diseño editorial y de la letra impresa sobre papel? Para las “masas”, tal como lo entendemos hoy en día, seguro que no. Pero el papel impreso tiene una particularidad y es que pasa de mano en mano. El libro acabará siendo un objeto. Ya lo es ahora, pero su entidad como objeto, como experiencia táctil, tomará otra dimensión. No va a desaparecer. La tipografía pasa por un momento “muy dulce”, en tus palabras.

¿No hay crisis en tiempos de tipos? Todo el mundo habla de tipografía, incluso algunos clientes y eso es muy bueno pues supone que, por lo menos, hay menos gente que confunde la tipografía con la topografía. Pero aún nos queda un poco para llegar al nivel de educación visual y cultural que hay en otros países. Poco a poco.

¿Y hay una tipo para tiempos de crisis? Sí, la Helvética. Sobre todo para las crisis de ideas. Cuando no sabes qué tipografía escoger: escoge una Helvética, seguro que te quedará, por lo menos, correcto.

Italia tiene la Bodoni, Francia, la Garamond, Suiza, la Helvetica o Inglaterra la Clarendon. ¿Cuál es nuestro tipo? (si lo hay…) Por este mismo motivo emprendí a finales del siglo pasado una investigación acerca de la tipografía española y saqué como conclusión: la Pradell, una interpretación personal de los tipos del siglo XVIII.

Dijo Enric Satué que con Garamond, Bodoni, Clarendon y Helvetica se acostaría con los ojos cerrados, pero que con las tipos de ‘ahora’… ¿Ya no hay tipografías como las de antes? La tecnología nos permite un control en el diseño de tipos como nunca jamás existió. Digan lo que digan. Los tipos de ahora responden al espíritu, los valores, los gustos de nuestro tiempo.

¿En qué se ha convertido García Fonts con el paso del tiempo? García fonts fue un proyecto fruto de ese momento intenso que significó, en el diseño, el paso de trabajar con herramientas analógicas a trabajar con el ordenador. Aunque supone una primera etapa en mi trayectoria, algunos de los valores del proyecto son todavía vigentes.

Texto: Patricia Reguero

www.andreubalius.com

Andreu Balius: Portadista El Duende nº 96