Advertisement

No podría decir si mis primeras lecturas fueron cómics o novelas. Tampoco ayuda mucho que el primer recuerdo sean las Joyas Literarias Juveniles, las adaptaciones literarias que publicó Bruguera en los setenta. Por Christian Osuna

El mundo onírico y enigmático del taiwanés Page Tsou muestra escenas de fantasía con influencias del manga, el arte urbano o la pintura tradicional oriental. En el Museo ABC hasta el 15 de octubre

El mar las quería desnudas. Los pechos al descubierto, una bandana en la cabeza y el taparrabos llamado fundoshi. Así trabajaban las ama, buceadoras a pulmón del Pacífico

Del amor incondicional de Andrea Salinas por el mar nació esta marca de ropa de baño sostenible. Diseños elegantes realizados con materiales eco-premium, como tejidos creados a partir de plásticos y redes reciclados procedentes del mar. Hablamos con Andrea para sumergirnos en el universo Now_Then

Pues resulta que todo termina cuando Miqui me propone que escriba su artículo y yo le digo que sí aunque ya no comprendo nuestra amistad, ni siquiera sé si su nombre real es Miqui —me pregunto quién tolera que lo llamen así—, e igual con su apellido, Valenciaga, Valenzuela… 

<
>

 
Green que te quiero green 
 
Por Tere Vaquerizo
 
El Homo Urbanitas actual, ese que parece estar absorbido por la tecnología y el cemento, esconde en realidad un corazoncito verde que ha propiciado el boom de mini-huertos y jardines caseros. Las plataformas de crowdfunding también se han hecho eco de esta demanda verde.
 
Algo está pasando dentro de nuestras casas cuando hasta el gigante sueco Ikea cuenta ya con una gama de cultivo interior con hidroponía, esto es, cultivo de plantas sin necesidad de añadir tierra ni de utilizar mucha agua. Sólo es necesario una buena dosis de luz y nutrientes. Entre las maravillas de su línea hidropónica los suecos destacan que no es necesario disponer de balcón o terraza, porque las semillas pueden crecer igual de bien en cualquier habitación de la casa.
 
Una vez más, la voz de la calle manda, y ahora que los nutricionistas no paran de alarmarnos sobre la necesidad de consumir alimentos naturales, ¿qué mejor que cultivarlos nosotros mismos? Para que el problema del espacio no nos desanime no paran de surgir inventos e iniciativas que pretenden acercarnos el mundo verde a casa. En las plataformas de crowdfunding encontramos una buena muestra de ello.
 
Solo hace falta darse un pequeño paseo por Kickstarter para encontrar propuestas como 'EcoQube Frame', un pequeño y elegante jardín vertical donde se pueden cultivar todo tipo de plantas. Es una idea de Aqua Design Innovations, una empresa fundada por unos estudiantes californianos. Su invento lleva ya recaudado casi 150.000 dólares (necesitaban solo 10.000 para lanzar el producto). También de California son Click & Grow, quienes empezaron su negocio de mini-jardines y mini-huertos con una exitosa campaña de crowdfunding, y ahora comercializan ya varios productos a través de su página web, todos con un diseño sencillo y muy funcional donde las plantas crecen felices y saludables.
 
Otro gran éxito de recaudación ha sido el del huerto hidropónico vertical llamado 'Herbert', desarrollado por la empresa austriaca Ponix Systems, que ha recaudado casi 270.000 euros, mucho más de lo que solicitaban, de hecho consiguieron el 100% de la financiación en solo 6 horas. En Indiegogo, otro de los gigantes del crowdfunding, encontramos también el 'Grow Kit: The Urban Agriculture Kit for Beginners', una idea de la start-up portuguesa Noocity Urban Ecology. Se trata de un cómodo pack con el que podrás empezar a cultivar tus alimentos orgánicos de manera muy sencilla.
 
En España, en la plataforma Verkami, vemos también que han salido adelante ideas como el 'Funghipack', un kit de cultivo de setas comestibles que crecen a partir de posos de café recogido de bares y cafeterías. La idea partió de Lara Bendicho, una Licenciada en Biología que decidió apostar por transformar residuos en vida. Todas estas propuestas vienen a confirmar que el mundo orgánico urbano se ha convertido en algo más que una moda pasajera. Será que nos hemos alejado tanto de la naturaleza que sentimos la imperiosa necesidad de volver a ella, aunque sea en versión mini.  
 

Green que te quiero green