Carmen Boza colorea el tigre dibujado por Sanz i Vila