Advertisement

Creadores de variadas ramas de la creación van a darse cita en el T-Cross Creativity Fest. 8 de junio en La Casa del Lector de Matadero Madrid. 

El Pavón Teatro Kamikaze fue fundado por cuatro kamikazes: Miguel del Arco, Israel Elejalde, Aitor Tejada y Jordi Buxó, en el año 2016.

Animal Jazz y El Molino de Santa Isabel son dos escuelas en un mismo espacio en la calle Calle de Santa Isabel número 42.

Nueva incorporación al panorama coctelero madrileño. Aire british y sofisticación y diversión años 20 en LobByto, la coctelería que devuelve su esplendor al Gran Hotel Inglés.

El mes de octubre pasado vio la luz el primer volumen de Sapiens de los cócteles, la colección de títulos que dentro del proyecto global del Sapiens de la gastronomía está llevando a cabo la Fundación el Bulli.

<
>

La cerveza El Águila está de vuelta

Nacida en el madrileño barrio de Delicias a principios del siglo XX, fruto del espíritu emprendedor y bohemio de su fundador, El Águila llegó a ser una de las cervezas más conocidas, vendidas y queridas en nuestro país, contribuyendo de manera importante al auge de la cerveza en España.

Ahora, El Águila vuelve como si nunca se hubiera ido, con una nueva receta inspirada en el sueño de su creador de elaborar una cerveza de alta calidad, con un sabor reconocible entre el resto de lagers del mercado. Una marca con más de un siglo de historia, que siempre se ha caracterizado por su espíritu inconformista y pionero, así como por la gran influencia cultural que su fundador imprimió en la marca.

El Águila recupera los métodos tradicionales de elaboración de cerveza de principios de siglo XX, cuando las cervezas no se filtraban o los procesos de filtrado eran mínimos. El resultado de este proceso de elaboración es una lager especial de 5,5% de alcohol en volumen, naturalmente turbia y con cuerpo, potenciado por la ausencia de filtración de la cerveza y por la utilización de la técnica de lupulado denominada late hopping, que consiste en añadir lúpulo al final del proceso de cocción. Un método que intensifica el aroma del lúpulo Lemondrop® utilizado en la receta y que le aporta frescor a la cerveza.

La propuesta única de El Águila Especial Sin Filtrar también se refleja en su icónica botella, inspirada en las empleadas a principio del siglo XX. Estará disponible en botellas de 33cl y lata de 33cl próximamente en canal de alimentación. En hostelería, El Águila Especial Sin Filtrar se podrá encontrar en barril y en botella de 33cl.

 

 

GASTRONOMÍA: La cerveza El Águila está de vuelta