Advertisement

Camaleónico, atrevido, con ganas de crear… Rubén Ochandiano ha rodado dentro y fuera de España, en Hollywood y en proyectos independientes.

Dos vidas y una íntima correspondencia mantenida por email entre 2013 y 2016, ahora se hace pública en forma de libro, Regina & Celeste.

El 4 de octubre estrena Es mi palabra contra la mía, donde nos desdobla y se pregunta por qué no hay manera de que nos contentemos con lo que somos.

Para Iseo & Dodosound, la suma de Leire Villanueva y Alberto García.

Llega al Teatro Fernán Gómez una obra planteada como el reverso de un lienzo histórico. En Monsieur Goya, una indagaciónse plantea el exilio del pintor de los pueblos, Francisco de Goya, a partir de miradas subalternas.

El clown emérito del Circo del Sol indaga en los orígenes de la compañía con Kooza, que llega a Madrid el 25 de octubre.

Abandonó una brillante trayectoria profesional como creativo e ilustrador publicitario para abrazar la vida rural y familiar. En 2012 fundó el sello Autsaider Cómics.

Los sonidos frescos seducen cuando aportan novedad, brío y ritmo. Algo que ocurre al escuchar al combo francés Caravan Palace.

El espacio de trabajo y aprendizaje Atelier Solar está organizando las I Residencias Africanas de Creación e Investigación.

Alberto Morillas es el mejor perfumista del mundo. Su gran don es su capacidad para fusionar innovadoras tecnologías naturales con la perfumería molecular de última generación.

<
>

GASTRONOMÍA

Latasia, La vuelta al mundo en un plato ejecutado a cuatro manos

Por Esther Ordax

Entrar en Latasia es viajar y experimentar; y he de reconocer que a mí las dos cosas me gustan y mucho. Si a esto le sumamos gastronomía, pasión, inquietud, buen producto e imaginación, el círculo se cierra de la manera más perfecta.

Latasia es una casa de comidas que tiene dos patas, o mejor dicho, cuatro piernas y cuatro manos que son las de los hermanos Hernández, Sergio y Roberto, dos viajeros empedernidos y dos bebedores de experiencias que no han olvidado lo importante, sus inicios y sus raíces y la base tradicional de su cocina materna, que son las que ponen foco a la revolución viajera y a la reunión de cocinas del mundo (asiática, mediterránea y peruana) de Latasia. Unos cimientos que marcan la diferencia y la diferenciación en una escena gastro donde la fusión está a la orden del día.

Siu mai de rabo de toro y mole poblano.

Su carta cambia en función del producto y su propia creatividad pero, lo mejor es compartir y probar el máximo de platos posibles porque cada uno representa un viaje distinto. Desde las zamburiñas atómicas, pasando por “las gambas que quisieron ser Chili Crab”, el bao de costilla laqueada hasta el pez mantequilla al horno marinado en miso y amontillado, el ceviche limeño de ají amarillo o la carrillera puro bellota tandoori masala. Todo está rico, y punto.

Capítulo aparte merece el Ramen de cocido. La versión más castiza de este plato japonés les ha servido a los hermanos para conseguir este año el premio al Mejor Cocido del siglo XXI. Otro de los grandes premiados de la carta y, que no hay que perderse, es la torrija caramelizada y helado de caramelo salado, que cuenta con medalla a la mejor de Madrid 2019. Y para los que les guste mancharse las manos (me sumo a este grupo) y poner la guinda al pastel, los mochis de cheesecake son una buena opción.

Para maridar los platos, tampoco estará de más dejarse aconsejar. Tienen muy buen gusto a la hora de elegir los vinos. Larga vida a Latasia.

Latasia Casa de Comidas · www.latasia.es. Paseo de la Castellana, 115 (915 55 93 33).

 

GASTRONOMÍA: Latasia, La vuelta al mundo en un plato ejecutado a cuatro manos