Simon Frankart el artista francés que, en 2014, lanzó en Instagram su proyecto de dibujo personal llamado "Petites Luxures".

Nike Sportswear presenta la nueva colección Space Hippie, cuatro nuevos modelos de calzado exploratorio construidos con “basura especial”.

 

SkullCandy acaba de anunciar el lanzamiento de cuatro nuevos modelos: Push Ultra, Indy Evo, Indy Fuel y Sesh Evo.

Amasa lanza una propuesta de brunch que combina productos dulces y salados que se puede personalizar y enviar a toda España.

El Cannabis ha llegado al léxico de las rutinas cosméticas para quedarse. Está claro que la gran riqueza biológica de esta planta genera distintos activos para tratar nuestra piel.

Hay tardes que no serían lo mismo sin ellos, ni aperitivos, ni algunos libros, ni muchas películas… Y lo que seguro que no sería lo mismo sin ellos es el 13 de mayo.

<
>
  • LEER
  • Música para Sara, la actriz Vanesa Romero publica su primera novela
  • Por María Román

«Toda la vida había soñado con estar ahí en ese momento. En ese carril. En ese estadio. En esa carrera». Y en ocho segundos, Sara pierde la oportunidad de convertirse en la campeona del mundo de los 100 metros lisos. Su vida se desmorona de golpe. Pero ella vuelve a levantarse y emprende una nueva carrera de obstáculos hasta alcanzar una meta: ser feliz.

Después de unos meses de parón, la actriz, modelo y presentadora Vanesa Romero retoma su ilusión y anuncia fecha de estreno para su primera novela, Música para Sara que se publicará el jueves 28 de mayo.

Tras la publicación en 2016 del libro Reflexiones de una Rubia, la actriz de La que se avecina y Aquí no hay quien viva vuelve a la carga con una novela que refleja las luces y las sombras del éxito, y la importancia de no dejarse vencer y perseguir los sueños y las metas. Música para Sara es un libro muy cercano, dulce, fresco, natural con el que cualquier joven de 18 años puede sentirse identificado. Con algunos toques de humor, la novela invita a la reflexión sobre las decisiones y los caminos por los que nos lleva la vida.

En esta entrevista, Vanesa Romero, contenta y emocionada por haber pasado a la fase 1 e ilusionada con el lanzamiento de su libro, nos habla de Sara la protagonista de la novela, de otro de los personajes del libro como es la música, de los sueños, de sus referentes y de su trabajo como actriz. 

¿A qué te has dedicado durante el confinamiento? Bueno yo cogí el COVID, entonces estuve mala y he estado dos meses un poco regular la verdad, hasta que lo he eliminado. Entonces cuando tenía fuerza o un poco de energía me ponía a pintar mandalas, me ponía a escribir, escuchaba música o me ponía a cocinar. Pero ha sido raro porque los 15 primeros días no me acuerdo de muchas cosas, estaba mala, y están un poco borrados. Tampoco tenía fuerza ni energía para hacer muchas cosas.

Hablemos de tu libro, ¿qué se siente al dar a luz a tu primera novela? Pues muy ilusionada. Piensa que nosotros íbamos a salir en marzo, pero por el estado de alarma se paró todo, y ha sido como una sensación de quedarme a las puertas. Pero he vuelto a retomar toda esa parte de la ilusión, de las ganas que tenía yo de que la gente tuviese el libro de sus manos. El feedback que voy recibiendo está siendo muy positivo y muy bueno. Solo se lo habían leído el editor, mi pareja y yo, y ahora ya empieza a leérselo la gente. Estoy como “ay cuéntame que te ha parecido”, y todas las sensaciones, todo es muy positivo, y está siendo muy emocionante. 

¿Sientes que has dado un gran paso desde Reflexiones de una Rubia? ¿Por qué ahora te has decantado por el género de la novela? Pues mira, en el 2016 justo cuando yo publiqué Reflexiones de una Rubia, apareció Música para Sara. Estaba escribiendo el primer libro y apareció la historia de Sara, así que apunté todo, hice la estructura del libro, y lo metí en el cajón. El año pasado cuando me habla la editorial para ver si voy a hacer una continuación de Reflexiones de una Rubia, me acordé de Música para Sara y les dije que tenía esa idea. Entonces se la conté y me dijo Gonzalo, mi editor, que tenía que ser eso. Y yo claro he estado escribiendo cortos y tal, pero es la primera vez que me pongo a escribir novelas. Y me dijo: “tranquila, disfruta todo el proceso y a fluir con la historia”. A partir de ahí, empecé con la novela y ha sido un viaje increíble, donde he pasado miedos con la protagonista Sara, he sufrido sus inseguridades, he reído, he llorado, me lo he pasado bomba escribiendo ciertos personajes. Ha sido un viaje espectacular donde también he tenido mis momento de “Dios mío, y ahora qué”, en los que sientes que los personajes también te hablan y te guían. 

La música ha sido fundamental a la hora de escribir el libro. Necesitaba ponerme música, evidentemente relajante, para escribir. Está en todo el libro y necesitaba esa música para meterme dentro de la vida de cada personaje. Es una pieza fundamental y hay un momento en el que se cuenta la historia de una canción, y esa misma canción se ha creado. Tiene un código QR donde el lector, aparte de leer la letra de la canción, puede descargar la canción y escuchar el sonido. La canción ha sido creada por mi chico, que es músico, productor y compositor, y ha sido otra creación muy interesante, muy bonita. Es una canción con un mensaje muy determinado y muy claro. Ha sido también súper bonito, y cuando la escucho, musicalmente me lleva a todo el proceso creativo y a toda la historia de Sara.

¿Dirías que se asemejan en algo tus facetas de actriz y escritora? ¿Quizás como ventana de escape o vía de expresión? Sí, yo entiendo que es una ventana de expresión, entiendo que para mí crear es mi forma de vida, necesito crear para sentirme bien, para sentir que soy yo. Me expreso a través de personajes que interpreto, en la parte creativa y me expreso escribiendo. De hecho la escritura forma parte de toda mi vida, desde que era pequeña escribía cuentos y escribía cosas y escribía y escribía. Es una manera de canalizar, de limpiar y de ordenar la mente. También a la hora de pintar, a la hora de cocinar, todo lo que sea creativo, es como una manera de expresarme, que me calma, que me gusta y que conecta con mi yo más profundo.

¿Cuánto tenéis en común Sara y tú? ¿Te has quitado un peso de encima o te has liberado al abrirte tanto a los lectores a través de la protagonista del libro? Evidentemente en parte de la historia hay un punto de partida que son vivencias mías, aunque luego son ficcionadas. He sufrido con ella sus miedos. Yo también me sentí en un momento dado de mi vida que no era feliz con lo que tenía y decidir lanzarme en busca también de lo que llamamos felicidad. Entonces en eso si tenemos un punto en común. Luego también me gusta el principio, cuando en ocho segundos la vida de esa persona cambia. Yo creo que a todos nos ha pasado eso. Ahora de repente nos han parado, todo ha cambiado, y hay que empezar de otra manera diferente. Entonces, el hecho de no ser conformista, me gusta muchos de la protagonista. La vida es lo que tú quieres que sea. Me gusta también otro tipo de personajes, que le hacen de contrapunto a Sara, que son un poco más frívolos. Pero que también existen. Quién no ha tenido una amiga como Patri, quién no ha tenido una amiga como Melisa. Entonces bueno va tocando todo un poco y luego evidentemente toco temas que yo conozco, como el tema de la fotografía, el tema de los actores, pero todo llevado a un extremo, a una ficción.

Al principio del libro vemos como Sara se siente incomprendida, en ocho segundos cambia su vida radicalmente, ¿te has sentido así alguna vez? Sí, yo creo que todos nos hemos llegado a sentir en algún momento dado incomprendidos. ¿Por qué tengo que hacer lo que los demás sienten? Esa parte es una lucha y hay que saber decir que no. ¿A quién haces caso? ¿Haces caso a los que te dicen qué tienes que hacer o haces caso a tu propio instinto? Yo creo que a todos en algún momento de nuestras vidas nos ha tocado lidiar con este tipo de batallas. Lo interesante en este caso es que el personaje de Sara, por mucho de lo que la gente le diga, es capaz de tomar sus riendas y aunque tenga que romper con su pasado, hace lo que ella quiere. Ella no es feliz, tiene que buscarse la vida y si para ello tiene que romper con todo, rompe.

¿Has aprendido algo sobre ti misma que desconocías escribiendo el libro? ¿Y de los personajes que interpretas como actriz?  Siempre aprendes cosas. Yo creo que cuando te metes de lleno con los personajes empiezas a ahondar en ciertas cosas que alomejor tú pensabas que no eras así pero sí lo eres. Por ejemplo, el tema de los celos de Sara. Es una parte que yo tenía totalmente desterrada y se volvió otra vez a abrir esa puerta. Ella es celosa, entonces fue como conectar otra vez con esa parte mía y fue también muy sanador. Cuando escribes, siempre vas descubriendo cosas de ti, del punto en el que te encuentras de tu vida. Es muy bonito, la verdad. Incluso con Raquel de La que se avecina. Ella está en sus crisis: que si el hombre príncipe azul, que si la crisis del reloj biológico, que si me tengo que quedar embarazada, que si congelo óvulos. Entonces, de alguna manera, aunque tú en ese momento no lo estés pensando, sí que hay algo que al tocar el tema dices, “ostras” es verdad, ¿cómo me siento yo? Empatizo con cosas del personaje. Entonces es bonito, sí.

¿Cuál es tu parte favorita del libro? ¿Por qué? Tengo varias partes favoritas. Me gusta mucho la parte más cómica. Yo no entiendo la vida sin humor, entonces intento darle ese punto cómico. Pero también me encanta la parte reflexiva. Me gustan mucho las coincidencias. Cuando de repente va al bar, cuando le intentan robar, y suena la canción My Way que le transporta a su abuela, y luego la parte de la canción y el final que me parece muy poético. Al final, entiendes que cuando tú te tienes que encontrar con alguien te acabas encontrando y esa es la moraleja de todo, que todo tiene su tempo. No es cuando uno quiere que sea sino cuando tiene que ser.

Al escribir un libro, ¿en qué momento decides que está acabado, que ya está perfecto? Mira si soy perfeccionista, pero si es verdad que luego no me vuelvo loca. Lo hago como un impulso que fluye. Soy de las que suelto, escribo y luego dejo reposar. Entonces cuando ya lo vuelvo a leer, es cuando ahí veo si tengo que hacer algún cambio. Aunque soy perfeccionista, no me machaco. Cuando veo que algo está bien, está bien, no es “podría estar mejor”, no. Porque conecto con esa parte de mi corazón que me dice que está bien y dejo más apartada la mente.

En una parte del libro, Sara le pregunta al camarero de un bar: “¿Has cumplido tu sueño o ya te has olvidado de él?”. ¿Cuál es tu sueño? ¿Sigues teniendo lo mismos que cuando eras pequeña? ¿Se ha cumplido alguno? Pues mira fíjate, dentro de poco es mi cumpleaños y siempre en esta fechas me gusta hacer balance del año, de cómo he vivido este año, mi vida. Por distintas circunstancias, esta cuarentena también me ha llevado a viajar al pasado, la infancia, la niñez. Y yo era una niña que soñaba un montón. Me preguntaban que a qué me quería dedicar, y yo quería ser siempre de todo. Al final te das cuenta de que tienes una profesión, la de actriz, con la que puedes ser de todo: un día policía, otro día maestro, interpretando a varios personajes. Y luego, sueños, los he ido cumpliendo. Yo decía pues voy a estar en una serie, y mira en qué serie estoy. He ido cumpliendo mis sueños, y haciendo balance de mi vida, me siento satisfecha con lo que he logrado. No ha sido un camino fácil, ha sido complicado y me he tenido que enfrentar a situaciones incomodas, entiendo que como todo el mundo. Pero al final por mi lucha, constancia y tesón he logrado estar donde estoy ahora. Y sí, sueños me quedan por cumplir. Todos empezamos una nueva etapa, un nuevo ciclo, una nueva vida. Y ahora creo que es un buen momento para empezar todos a escribir ese tipo de sueños que queremos, si se han cumplido ya los que teníamos, y cuáles son nuestros siguientes objetivos y nuestras siguientes metas.

¿Cuáles son tus referentes? ¿A quién admiras? Bueno yo admiro a mis padres porque son personas que no han tenido una vida fácil, son humildes y no han estudiado nada. Mi padre, que es una persona muy positiva, con su tesón, constancia y su ilusión, ha conseguido muchas cosas en la vida. Para mi es admirable, porque no sabía ni escribir, fue mi madre quien le enseñó a escribir. Me parece admirable que sea una persona tan positiva, que haya sacado una familia adelante. Y mi madre siendo ama de casa, cómo nos ha educado, nos ha inculcado una serie de valores. Entonces para mí eso es ser admirable. Si tengo que admirar a alguien es a ellos. Y luego evidentemente tienes a mucha gente que admirar por diferentes historias pero mi principal admiración es por los padres que tengo.

Y para terminar, ¿qué es lo próximo? ¿Tienes algún proyecto entre manos? Bueno, lo siguiente es disfrutar de todo esto. No se cómo serán las firmas de libros, si habrá o no habrá, quiero dejarme llevar. También terminar de rodar la serie, va a ser una época intensa y bonita y triste. De alguna manera tal y como entendemos La que se avecina, se termina y luego ya no sabemos. Entonces estamos todos intentando disfrutar de estos meses de rodaje. Y tengo en mente un corto que escribir, que lo iba a hacer antes de todo esto, pero se paró y es algo que quiero retomar. Y luego pues quiero seguir escribiendo, y me gustaría seguir trabajando como actriz y bueno a seguir descubriendo cosas. Con ilusión por el futuro.

LEER: Música para Sara, la actriz Vanesa Romero publica su primera novela