Advertisement

No podría decir si mis primeras lecturas fueron cómics o novelas. Tampoco ayuda mucho que el primer recuerdo sean las Joyas Literarias Juveniles, las adaptaciones literarias que publicó Bruguera en los setenta. Por Christian Osuna

El mundo onírico y enigmático del taiwanés Page Tsou muestra escenas de fantasía con influencias del manga, el arte urbano o la pintura tradicional oriental. En el Museo ABC hasta el 15 de octubre

El mar las quería desnudas. Los pechos al descubierto, una bandana en la cabeza y el taparrabos llamado fundoshi. Así trabajaban las ama, buceadoras a pulmón del Pacífico

Del amor incondicional de Andrea Salinas por el mar nació esta marca de ropa de baño sostenible. Diseños elegantes realizados con materiales eco-premium, como tejidos creados a partir de plásticos y redes reciclados procedentes del mar. Hablamos con Andrea para sumergirnos en el universo Now_Then

Pues resulta que todo termina cuando Miqui me propone que escriba su artículo y yo le digo que sí aunque ya no comprendo nuestra amistad, ni siquiera sé si su nombre real es Miqui —me pregunto quién tolera que lo llamen así—, e igual con su apellido, Valenciaga, Valenzuela… 

<
>

dingo, perro, mudo, artista, urbano, madrid, cultura, arte
 
Dingo Perro Mudo. Naturaleza viva
 
Por Patricia Muñoz
 
Mantiene su anonimato como autor, pero como personaje, Dingo Perro Mudo nació 'en un escritorio', sobre el papel, en 2008. Es quien le ha dado a conocer, pero su línea de trabajo actual llena de plantas y árboles las paredes de la ciudad. 'Siempre me gustaron los perros. Es uno de los pocos animales con los que considero que se puede establecer un vínculo afectivo muy fuerte', señala. Descubrió que era como llamaban a los dingos los aborígenes australianos: perros mudos. Y le gustó la frase.
 
Los colores los escogió para encontrar 'el mayor impacto en el espacio. El color blanco es con el negro con el que mayor hace contraste y es el color que más abunda en cualquier sitio. El rosa no obstante, da armonía y serenidad', recalca.
 
Se formó profesionalmente como fotógrafo, pero 'desde que tiene uso de razón', comenta, 'mi padre ya recreaba escenas de pintores surrealistas, y por esa cualidad innata que todos tenemos cuando somos pequeños, al pintar, solía imitarle. Poco más tarde asistí a clases de solfeo, cerámica, danza, natación, karate… o pintura, donde pude desenvolver todas mis facetas y conocer cual me atraía más. La pintura es la que nunca he podido dejar y ha sido la única que me ha echo compañía toda mi vida, especialmente en momentos delicados. Es por ellos que hoy por hoy me considero pintor antes que cualquier otra cosa, pintor autodidacta'. 
 
Obra autobiográfica seriada
'Centrándome en la línea de mi trabajo principal y más artístico (árboles, flores, plantas…) mi pretensión es la de depositar pequeñas muestras de mi propia realidad por la ciudad […] En ellos, a menudo y aunque casi nadie lo sepa, revelo importantes partes de mi vida, referentes a la cotidianidad diaria, la vida y su desencanto, el enamoramiento y sobretodo la introspección y la voluntad por saber quién es uno mismo'. Por otro lado,  'persiste la idea de realizar series en espacios similares con una misma estética. Que habitualmente surgen de la espontaneidad'. 
 
¿Algunas fuentes de inspiración? 
'Flying fortress, Tal te vigila, Max 501, Dalí, Max hernst, Karl Blossfeldt y Joan Fontcuberta son algunos. Luego un montón de cosas más… El surrealismo y mis propios sueños, la estética japonesa y su extravagancia, los dibujos animados, la infancia…'. 
 
Artistas admirados
'Cualquiera que, día a día, patea las calles buscando y pintando su lugar para expresarse, aquel artista que pasa hambre, frío, tensión, sueño… con tal de dejar su huella o mensaje en la ciudad. Esos son a los que considero genuinos de todo este movimiento. Los que sin una búsqueda de glorificarse lo dan todo ahí fuera y se arriesgan'. 
 
Artista apadrinado
La fotógrafa y artista Laura Marvei

Dingo Perro Mudo