Advertisement

El barrio de Chueca y algunas de las principales calles de Madrid sacarán sus banderas arcoíris para celebrar las fiesta del Orgullo LGBT, que este año coincide con el Worldpride. Ahí van las actividades culturales imprescindibles. 

Invertir el tiempo necesario para dedicar tiempo a las cosas que importan. Cervezas Alhambra ha creado la plataforma Crear / Sin / Prisa para reivindicar la calma

Madrid no tiene playa pero es un oasis cultural. Y en el epicentro, MINI Hub. Un lugar diseñado para el promover el diseño, la innovación, la sostenibilidad y mentes creativas. ¿Entras?

Russian Red se fue a Los Ángeles hace tres años y nunca más volvió. Allí puso en venta sus vintages, dejó la música, se casó y reconstruyó una iglesia abandonada. Ahora presenta Karaoke

<
>

dingo, perro, mudo, artista, urbano, madrid, cultura, arte
 
Dingo Perro Mudo. Naturaleza viva
 
Por Patricia Muñoz
 
Mantiene su anonimato como autor, pero como personaje, Dingo Perro Mudo nació 'en un escritorio', sobre el papel, en 2008. Es quien le ha dado a conocer, pero su línea de trabajo actual llena de plantas y árboles las paredes de la ciudad. 'Siempre me gustaron los perros. Es uno de los pocos animales con los que considero que se puede establecer un vínculo afectivo muy fuerte', señala. Descubrió que era como llamaban a los dingos los aborígenes australianos: perros mudos. Y le gustó la frase.
 
Los colores los escogió para encontrar 'el mayor impacto en el espacio. El color blanco es con el negro con el que mayor hace contraste y es el color que más abunda en cualquier sitio. El rosa no obstante, da armonía y serenidad', recalca.
 
Se formó profesionalmente como fotógrafo, pero 'desde que tiene uso de razón', comenta, 'mi padre ya recreaba escenas de pintores surrealistas, y por esa cualidad innata que todos tenemos cuando somos pequeños, al pintar, solía imitarle. Poco más tarde asistí a clases de solfeo, cerámica, danza, natación, karate… o pintura, donde pude desenvolver todas mis facetas y conocer cual me atraía más. La pintura es la que nunca he podido dejar y ha sido la única que me ha echo compañía toda mi vida, especialmente en momentos delicados. Es por ellos que hoy por hoy me considero pintor antes que cualquier otra cosa, pintor autodidacta'. 
 
Obra autobiográfica seriada
'Centrándome en la línea de mi trabajo principal y más artístico (árboles, flores, plantas…) mi pretensión es la de depositar pequeñas muestras de mi propia realidad por la ciudad […] En ellos, a menudo y aunque casi nadie lo sepa, revelo importantes partes de mi vida, referentes a la cotidianidad diaria, la vida y su desencanto, el enamoramiento y sobretodo la introspección y la voluntad por saber quién es uno mismo'. Por otro lado,  'persiste la idea de realizar series en espacios similares con una misma estética. Que habitualmente surgen de la espontaneidad'. 
 
¿Algunas fuentes de inspiración? 
'Flying fortress, Tal te vigila, Max 501, Dalí, Max hernst, Karl Blossfeldt y Joan Fontcuberta son algunos. Luego un montón de cosas más… El surrealismo y mis propios sueños, la estética japonesa y su extravagancia, los dibujos animados, la infancia…'. 
 
Artistas admirados
'Cualquiera que, día a día, patea las calles buscando y pintando su lugar para expresarse, aquel artista que pasa hambre, frío, tensión, sueño… con tal de dejar su huella o mensaje en la ciudad. Esos son a los que considero genuinos de todo este movimiento. Los que sin una búsqueda de glorificarse lo dan todo ahí fuera y se arriesgan'. 
 
Artista apadrinado
La fotógrafa y artista Laura Marvei

Dingo Perro Mudo