Advertisement

Nave 16 de Matadero madrid

Iñaqui Carnicero: lo flexible y lo perdurable

Es uno de los miembros más representativos de los jóvenes arquitectos españoles. Iñaqui Carnicero (Madrid, 1973) nos cuenta que echa de menos la revista mientras se encuentra en Nueva York dando clase como profesor y desarrolla otros concursos internacionales.

Reconoce una especial predilección por la cuestión de la materialidad, “la vocación de perdurar y las texturas fuertes” las lleva interiorizadas desde que pasó un año en la Academia de España en Roma. Tanto le han atraído que montó junto a dos profesores más de la Politécnica la plataforma Symmetria, que ha desarrollado diversos talleres centrados en el estudio del pasado romano vinculado al presente contemporáneo.

Con ICA Arquitectura (Iñaqui Carnicero, Alejandro Virseda e Ignacio Vila) consiguió en julio de 2012 uno de los premios arquitectónicos nacionales más importantes, el FAD, de forma compartida con toda la propuesta conjunta del Centro Cultural Matadero de Madrid, “por apostar por la experimentación y el respeto a los espacios de libertad gestionados desde la sociedad civil”, según indica el acta del jurado. Destacando “la inteligencia colectiva y el respeto a la arquitectura industrial preexistente” con una resolución con rigor y autenticidad.

En ese presente, la arquitectura “tiene que ser muy flexible” y “adaptarse a todos los cambios”, sostiene, afrontando cada proyecto con sus recursos limitados.  El sistema de concurso público ha permitido en España tanto construir edificios de gran calidad como que los estudios jóvenes pudieran conseguir encargos, sin embargo, hay que asumir que “la época de grandes proyectos se ha acabado” y uno debe seguir navegando.

A su favor tiene una juventud que se hace presente a la hora de resolver los proyectos, “ser más jóvenes nos da una mayor libertad respecto a la creación y la innovación”. Confiesa que intentan dar un pequeño pasito respecto a cada proyecto anterior. Solo así se puede extraer la pasión a la arquitectura, siempre que se tiene una oportunidad, “independientemente del proyecto y del espacio” se consiguen pequeños cambios que permiten logros.

Con respecto al futuro, el estudio ganó también el concurso para el nuevo edificio de la Fiscalía de Madrid. Sin embargo, todo ese proyecto, parado por decisión gubernamental, no tiene vías de materialización, por lo que en la actualidad mientras buscan establecerse en distintas ciudades donde están desarrollando viviendas particulares tanto en EEUU como Suiza. Carnicero defiende con mucha intensidad a los jóvenes arquitectos españoles. “Mientras aquí  hay una situación muy difícil para la gran concentración de talento que tenemos, existen muchas ciudades del mundo donde se necesitan arquitectos y se va a valorar su trabajo”. El suyo mismo es un excelente ejemplo.

Algunos proyectos:

Nave 16 Matadero Madrid (2007)

Iñaqui Carnicero, Alejandro Virseda y Vila (ICA Arquitectura) afrontaron la propuesta con un objetivo doble, respetar la estructura industrial existente y lograr a la vez un espacio interior multi funcional. La clave un sistema de portones a través de un mecanismo rotatorio cambiara la configuración del espacio y además, recuperar el ladrillo en el interior de la nave para lograr resaltar la monumentalidad del espacio.

Pitch House. Los Peñascales. Madrid (2005-09)

La combinación de un material tradicionalmente reservado a construcciones sin concesión a la estética y de contundencia añadida se superpone con estructuras vidriadas en estas dos casas particulares unidas resueltas en una sola unidad arquitectónica. La vivienda, con tres plantas, se asienta sobre una pendiente e integra en su estructura dos grandes bloques de granito, uno de ellos como principal acceso a la casa. Los niveles, sin embargo, no son cerrados y las diferentes alturas se combinan para crear zona de vivienda y de estudio además de una piscina. La vivienda ya ha sido testigo tanto de varias campañas publicitarias como de reportajes de fotógrafos como Mario Testino.  

Texto: Mayte Rodríguez Gordo. Foto: Nave 16 de Matadero Madrid

Pitch House. Los Peñascales. Madrid (2005-09)
Pitch House. Los Peñascales. Madrid (2005-09)
Pitch House. Los Peñascales. Madrid (2005-09)
Pitch House. Los Peñascales. Madrid (2005-09)
Pitch House. Los Peñascales. Madrid (2005-09)

Iñaqui Carnicero: lo flexible y lo perdurable