Advertisement

La editorial Alba publica sus Diarios completos sin los hachazos que le propinó el marido de la escritora a los textos, en un intento por ocultar sus vergüenzas

Es una de las citas culturales de la primavera. El Museo Reina Sofía celebra los 80 años de la creación del Guernica y los 25 de su llegada a sus salas con una exposición que recoge la visión de Picasso sobre la guerra moderna

El último trabajo de Rufus T. Firefly es la antítesis de un Big Mac.  Es difícil masticarlo, pero su digestión roza el orgasmo

<
>

 
Metáfora racial
 
Texto Israel Paredes
 
El director húngaro Kornél Mundruczó ha ido trazando una filmografía que ha evolucionado desde el realismo más sucio y directo a un estilo más elegante y metafórico, incluso con elementos fantásticos, pero en ambos casos con intenciones discursivas más o menos convergentes. White God comienza siendo un relato familiar enfrentando a una hija, y a su perro con el padre de ella; continúa como el drama de la niña buscando a su perro y éste sobreviviendo en la ciudad para conducirnos hacia una parte final en la que la violencia se apodera del relato con una suerte de revolución canina que esconde bajo la acción una denuncia hacia las leyes raciales del país. Una película extraña y diferente pero que sitúa a Mundruczó como uno de los directores europeos más originales del momento. /
 
 White God · De Kornél Mundruczó · Con: Zsófia Psotta, Sándor Zsótér, Lili Horváth
 Drama · Estreno: 19 de junio.
 

Metáfora racial