Advertisement

Del amor incondicional de Andrea Salinas por el mar nació esta marca de ropa de baño sostenible. Diseños elegantes realizados con materiales eco-premium, como tejidos creados a partir de plásticos y redes reciclados procedentes del mar. Hablamos con Andrea para sumergirnos en el universo Now_Then

Pues resulta que todo termina cuando Miqui me propone que escriba su artículo y yo le digo que sí aunque ya no comprendo nuestra amistad, ni siquiera sé si su nombre real es Miqui —me pregunto quién tolera que lo llamen así—, e igual con su apellido, Valenciaga, Valenzuela… 

...me acerco al mar como quien va a una iglesia, algo así, porque lo que a mí me ocurre no tiene remedio y cuando se va a la iglesia, es lo que sientes, que ya no hay solución, si no, cómo te vas a meter en una iglesia a rezar si aún hay algo que puedas hacer

Cada edificio de oficinas tiene tres, cinco, siete plantas. Diez. En cada planta hay varios departamentos separados por placas. Los techos altos surcados por cables quedan ocultos por cuadrados blancos

<
>

Javier: camiseta Springfield · pantalón Diesel · gafas Ray-Ban · reloj Swatch / Aura: vestido Diesel

Entrevista a Aura Garrido y Javier Pereira
Síndrome de Madrid

Stockholm, dirigida por Rodrigo Sorogoyen, triunfadora del pasado festival de Málaga es uno de esos locos productos de micromecenazgo y de la confianza ciega de unos cuantos amigos. Para nuestra sesión de fotos de moda hemos contado con sus dos de sus protagonistas, Aura Garrido y Javier Pereira. El tercero es Madrid.

Sudadera Reebok

Aura Garrido
Sin haber cumplido todavía los 25 años, Aura se ha posicionado a la cabeza de la nueva hornada de jóvenes actores españoles. Dos Biznagas de Plata en Málaga y una nominación a los Goya así lo atestiguan.

¿Cómo era tu vida a mediados de 1998? Tenía 9 años. Vivía en la sierra de Madrid, iba al colegio, leía sin parar, estudiaba piano y danza y empezaba a hacer obras de teatro en la escuela. Acababa de cortarme el pelo a lo chico por una peli japonesa, estaba fascinada con los indígenas americanos y soñaba con ser actriz y bailarina, viajar mucho y comer chocolate a todas horas... Tampoco he cambiado tanto.
¿Se transforma Madrid del día a la noche, como los personajes de tu última película, Stockholm? Mucho. Por la noche, aún con toda la fiesta, es mucho más tranquila. Para mí es cuando se disfruta de verdad, sobre todo en verano.
Si Madrid fuera una película, ¿cuál sería? Hace poco vi Encuentro en la ciudad de José Mª Elorrieta, de 1956, y creo que nunca vi a Madrid tan bella.
¿Y si fuera una canción? Poison, de Alice Cooper.
¿Con qué película relacionarías a la revista El Duende? Con Vania en la calle 42, pero no sé muy bien por qué.
¿Qué obras de otras disciplinas artísticas ajenas a la tuya te han inspirado más a lo largo de los últimos años? Me gusta mucho trabajar con otras creaciones artísticas en la preparación de personajes. Pero en general, el rock, el punk, la ópera, El Lago de los Cisnes y la obra de Chopin, Mozart, Picasso, Pollock, Fontana, Mats Ek, Keersmaeker, Nabokov, Gª Márquez y Man Ray.
¿Crees que la cultura, y en particular el cine, se cuida más que en la década pasada, o la crisis está causando estragos? El otro día leía que aproximadamente un 90% de la profesión está en paro. Son cifras insultantes y descorazonadoras. La cultura siempre es una de las mayores perjudicadas en épocas de crisis, económicamente. Pero también suele desarrollarse con más fuerza en ellas. En cualquier caso, si no nos unimos nuestras posibilidades de salir de ésta se reducen mucho.

Texto: Ignacio Urquijo

Total look Converse · reloj Swatch

Javier Pereira
Javier Pereira (1981, Madrid) ha vuelto a firmar un gran papel en una pequeña gran película. Y digo vuelve porque es imposible borrar de mis retinas su imagen frente a a lavadora de Tu vida en 65 segundos”.

Dos desconocidos pasan la noche juntos. ¿Qué pasa cuando, por la mañana, siguen siéndolo? Stockholm va sobre la forma en que nos relacionamos los jóvenes. No todos lo hacemos así, pero sí coincidimos en que todo lo queremos muy rápido y hacemos lo que sea por conseguir nuestros deseos sin pensar en las consecuencias.
Pese a titularse Stockholm, es Madrid la tercera protagonista. ¿Cuál es tu relación con ella? Mi colegio por La Latina, durante el “Insti” por la Plaza Mayor, siempre me he movido por el centro. Estuve ocho meses viviendo fuera, pero Madrid siempre es el lugar al que hay que volver. Como aquí, en pocos sitios.
¿Qué posibilidades tiene de estrenarse? Si fuera en otro momento sería el 100%, viviendo en la época actual las reduzco a un 50%. El problema es que no hay tantos cines, ni distribuidoras, ni quieren este tipo de pelis.
Hace quince años. ¿Dónde estabas tú? Estudiaba interpretación con Cristina Rota y empezaba a trabajar como actor. Tenía 16 años y aparecí en mi primera serie, Señor Alcalde en Telecinco.
¿Y dónde te gustaría estar dentro de tres lustros? Hostias. Imagino que habiendo formado una familia, con niños y trabajando de lo que más me gusta en cualquier medio, cine, teatro o televisión.
¿Cuáles son tus mejores recuerdos culturales de estos quince años? El monólogo Un trozo invisible de este mundo de Juan Diego Botto y El intérprete de Asier Etxeandía son muy valientes y llamativos, me han tocado como espectador y como actor. En cuanto a música, me gusta mucho ir a festivales como el Primavera Sound y el FIB.
¿Dónde podemos verte próximamente? Me voy de gira con la obra Perversiones sexuales en Chicago y estoy rodando La sangre de Wendy de Samuel Gutiérrez. Y además de Stockholm, tengo pendiente de estreno Anochece en la India.

Texto: Valentina Pacheco

Créditos sesión: Fotografía: Pablo Curto / Estilismo: Eva Barrallo / Ayudante de estilismo: Paula Serrano  / Maquillaje y peluquería: Vicente Oviedo / Agradecimientos: SamyRoad

 

No te pierdas el editorial de moda que hicimos con Javier Pereira, Goya al Mejor Actor Revelación, en nuestro número 15 aniversario