Advertisement

Harry Dean Stanton en Lucky
Harry Dean Stanton en Lucky

Lucky. Una película modesta, frágil y a la vez recia como su protagonista, el genuino Harry Dean Stanton.

Leopold Museum Viena Foto Peter Rigaud
Leopold Museum Viena Foto Peter Rigaud

Nos vamos de viaje a Viena para visitar el rastro de Gustav Klimt, Egon Schiele, Otto Wagner y Koloman Moser con motivo del primer centenario de su desaparición.

Con el street food instalado en nuestra agenda de ocio gastronómico, la fruta y verdura frescas, los pescados de lonja y las carnes al corte para paladares exquisitos, los mercados de abastos se convierten en la mejor opción para disfrutar de una buena comida después de haber llenado el carro de la compra

Dicen que La Boqueria es el mejor mercado del mundo. No solo por los 500 años de historia que arrastra este lugar de culto en el corazón de Las Ramblas, ni por el hecho de que si ellos no lo tienen es que no existe, ni siquiera por su papel de catalizador en el boom gastronómico que ha vivido la cocina en las dos últimas décadas...

Ya en sus tres álbumes previos, la banda Egon Soda, uno de los versos más libres del rock español, había cargado las canciones de contenido social y ambición literaria. Ahora, redoblan el voltaje en lo primero, El rojo y el negro del título no va por Stendhal

Sidecars es lo contrario a producto industrial. La evolución de Gerbass, Juancho y Ruly tiene bastante más que ver con barro, insomnio y carretera que con una estrategia trazada en hojas de excel. Por eso su público - tan auténtico como sus botas Chelsea- ha conseguido que la banda de Alameda de Osuna cuelgue 'Sold Out' hasta cuatro veces en La Riviera

<
>

 
Los whiskies más deseados
Por Esther Ordax
 
Sumándose a la galardonada colección 'Private Edition' de Glenmorangie nace Milsean, el primer whisky del grupo LVMH envejecido en barricas de vino. Se trata del séptimo y último lanzamiento de la colección y, sus notas dulces (Milsean significa dulce en gaélico) y picantes recuerdan a las golosinas guardadas en frascos de vidrio de las antiguas pastelerías. El secreto está en su elaboración, primero en barricas de roble de Bourbon y después, durante varios años, en barricas de vino tinto que además, como experimento pionero, fueron fuertemente tostadas para mejorar las notas más dulces del whisky.
 
El resultado: Un whisky de malta sin filtrar de 46º de color haya cobrizo, con notas de caña de azúcar, frutas maduradas y caramelo, sabor a cereza, angélica y cáscara de naranja confitada.
La Glenmorangie Private Edition es, desde 2010, una serie especial que lanza cada año un Single Malt excepcional de las que todas y cada una de sus ediciones han ido recibiendo los más altos reconocimientos internacionales. Glenmorangie Single Malt Scotch Whisky tiene su origen en las Highlands escocesas en 1843, donde la destilería cuenta con los alambiques más altos de Escocia (5,14 metros).
 

Whiskies muy deseados