Advertisement

Camaleónico, atrevido, con ganas de crear… Rubén Ochandiano ha rodado dentro y fuera de España, en Hollywood y en proyectos independientes.

Dos vidas y una íntima correspondencia mantenida por email entre 2013 y 2016, ahora se hace pública en forma de libro, Regina & Celeste.

El 4 de octubre estrena Es mi palabra contra la mía, donde nos desdobla y se pregunta por qué no hay manera de que nos contentemos con lo que somos.

Para Iseo & Dodosound, la suma de Leire Villanueva y Alberto García.

Llega al Teatro Fernán Gómez una obra planteada como el reverso de un lienzo histórico. En Monsieur Goya, una indagaciónse plantea el exilio del pintor de los pueblos, Francisco de Goya, a partir de miradas subalternas.

El clown emérito del Circo del Sol indaga en los orígenes de la compañía con Kooza, que llega a Madrid el 25 de octubre.

Abandonó una brillante trayectoria profesional como creativo e ilustrador publicitario para abrazar la vida rural y familiar. En 2012 fundó el sello Autsaider Cómics.

Los sonidos frescos seducen cuando aportan novedad, brío y ritmo. Algo que ocurre al escuchar al combo francés Caravan Palace.

El espacio de trabajo y aprendizaje Atelier Solar está organizando las I Residencias Africanas de Creación e Investigación.

Alberto Morillas es el mejor perfumista del mundo. Su gran don es su capacidad para fusionar innovadoras tecnologías naturales con la perfumería molecular de última generación.

<
>

ARTE

Lápices de Madrid,

la ilustración como colectivo

Esta semana en duendemad.com hablaremos de la sociedad artística multidisciplinaria 'Lápices de Madrid'. Esta iniciativa fue creada con el fin de ser un punto de encuentro entre estudiantes universitarios a los que les apasiona la ilustración. Lápices de Madrid se concibió como organismo independiente de las diferentes escuelas de arte, para ser un espacio de libre acceso para cualquier persona, sin importar cual sea su experiencia en el mundo artístico. Con esta idea pretenden movilizar el mayor número de personas para trabajar en cooperación y ayuda entre sí. 

La historia de Lápices de Madrid comenzó durante el Erasmus de su presidenta Silvia González (en IG @sylwiaholmes) en Bath, Reino Unido. Allí, formó parte de la Bath Spa Illustration Society, un espacio de movilización del arte para organizar eventos que reúnen a diferentes ilustradores de Inglaterra. Este grupo estaba liderado por un equipo enteramente de mujeres. De esta forma, conoció el funcionamiento interior de la sociedad y experimentó de primera mano cómo gestionarla y el impacto social que tenía. Después de un año dentro de la sociedad, Silvia pensó que sería una buena idea exportar ese formato y adaptarlo en su ciudad natal, Madrid. Una vez de vuelta en Madrid, se reunió con diferentes personas y formó un equipo directivo para consolidar su idea. 

Lápices de Madrid pretende crear una mayor concienciación de la importancia del arte en la sociedad. Por esto, organiza eventos abiertos a todos los públicos con el fin de conectar a las personas a través de actividades artísticas. Para Lápices de Madrid, la importancia del arte en la sociedad remarca su compromiso, de poner a disposición de las personas sus conocimientos artísticos con el fin de lograr cercanía con las distintas expresiones artísticas.

La sociedad Lápices de Madrid, busca cumplir con la representación colectiva replicando la forma organizativa de sociedades universitarias de Reino Unido. Silvia, nos explica que, en España, aún las sociedades universitarias, no gozan del mismo peso dentro de las universidades como funcionan en Reino Unido, donde si forman parte de las actividades oficiales, tienen un presupuesto asignado según la facultad y tienen una representación en los órganos oficiales de las instituciones. Para ella, es importante el reconocimiento de las sociedades universitarias, para fomentar el trabajo de los estudiantes fuera del currículo universitario y brindar así experiencias profesionales que acerquen al alumno a la vida profesional. 

Lápices de Madrid, alienta a los jóvenes artistas a concebir el arte como una forma profesional. Así, buscan cambiar la opinión en el entorno familiar y cercano de un artista sobre lo que significa estudiar arte, las salidas profesionales y la demanda de trabajo existente. 

Conoce más de esta iniciativa en su Instagram en @lapicesdemadrid.

ARTE: Lápices de Madrid, la ilustración como colectivo