Advertisement

 
ESCENA

El Ombligo de la Reina, una comedia musical 

con aire rural y surrealismo

El Ombligo de la reina cuenta la historia de Azalea, una niña que vive aislada en la ladera de una montaña con sus padres, porque estos tienen miedo de que nunca llegue a ser considerada una mujer por los demás. Pero llegará un momento en el que Azalea deberá relacionarse con el resto del pueblo. 

Esta comedia musical, nos habla de un universo repleto de silencios y prejuicios impuestos, parece el lugar apropiado para romper tabúes y plantear temas como la integración social, la identidad de género o el feminismo. Así, a través de un chascarrillo popular podemos conocer el sufrimiento profundo que invade al personaje.

UNA JOVEN Y COMPROMETIDA DIRECTORA

Recién licenciada en dirección y dramaturgia por la RESAD, Celia Morán demuestra una maestría en el tratamiento escénico de un tema tan delicado y al que es necesario dar visibilidad. "Tiene  ecos  del  pasado  pero  habla  de  algo  muy presente,  es  rural  y  concreto,  pero  a  la  vez  universal,  es  tan disparatado  que  cualquiera  podría  reconocerse.  Pero  sobre  todo, está  hecho  con  el  cariño  de  los  recuerdos  y  la  fantasía de la niñez,  con  un equipo  cargado  de  una  sensibilidad  especial", afirma la joven directora. 

La función está seleccionado por la Red Espeñaola de teatros y auditorios en la categoría de espectáculo inclusivo.  Y ha sido galardonado con el premio a la mejor dirección y mejor actriz en el Festival de Teatro entre Dos Aguas.

 

ESCENA: El Ombligo de la Reina, una comedia musical con aire rural y surrealismo