Advertisement

Quizá no reine como en la época del cine mudo o como antes de la reescritura del género que siguió a la Guerra de Vietnam, pero el wéstern no carece de signos vitales, y esto va también por la televisión, donde en los últimos años las plataformas de pago han avivado la llama que prendieron 'El Llanero Solitario', 'Bonanza', 'Gunsmoke', 'La casa de la pradera' o 'Walker'. 

Casas de juego para gatos y perros, pájaros y ovejas, murciélagos y conejos, caballos y peces, ratones y cobayas, e incluso canguros y tortugas. “Pet-tecture: Design for Pets” (Phaidon) explora el fascinante mundo de la arquitectura y el diseño para animales. 

La media naranja de Madame Sushita, Monsieur Sushita, desembarca en Madrid para ofrecernos los mejores y más variados platos de tradición japonesa con influencias de sus viajes por Marruecos, Perú, Tailandia o Hawái.

No era fácil ser mujer en el Salvaje Oeste, y llevar pantalones y una 38 al cinto no siempre mejoraba tus posibilidades. Hablamos de pioneras, forajidas, rancheras, aventureras… Algunas de ellas fueron violadas, esclavizadas, traicionadas o ahorcadas sin piedad. Irati Fernández Gabarain y Nerea Aguado son las autoras del fanzine Mujeres Legendarias del Lejano Oeste, publicado por Ediciones Armadillo.

Del 18 al 28 de octubre más de 100 bares y restaurantes del castizo barrio de Lavapiés forman parte de la VIII edición de este Festival Multicultural de la Tapa y la Música, Tapapiés.

 

La polifacética Coco Dávez, diseña un pañuelo solidario de la firma de moda Compañía Fantástica cuyos beneficios íntegros serán donados a Federación Española de Cáncer de Mama.

La marca de moda UGG® cumple 40. La firma fundada en 1978 por un surfista australiano en la costa de California, hoy forma parte del escenario mundial y es reconocida por su icónica bota clásica que, en su día, utilizaron los surfistas para mantener sus pies calientes. 

<
>

La imagen puede contener: interior

Aaron Bueso
Tensión al pincel

Jackson Pollock, y en cierta manera, más tarde, Basquiat, se pasaron la vida negando la impresión de que su pintura era un “caos”. Por qué iba serlo, era el reflejo de un pensamiento complejo y una respuesta emocional, como también parece serlo la serie de pinturas que Aaron Bueso expone desde ayer, 13 de junio, en Ikb191, espacio de muebles de diseño (Arganzuela, 18).

Muy enérgicas, a caballo entre lo figurativo y lo abstracto, con caras o calaveras como motivo recurrente (porque quizá la expresión del rostro lo sea todo) y algunos trazos que recuerdan al Expresionismo, esa respuesta tiene un estilo propio, un sentido del ritmo y un uso muy personal del color, que el artista ha ido oscureciendo con el avance de su carrera.

Formado en el Istituto Europeo di Design y en EFTI Centro Internacional de Fotografía y Cine (ambos centros están en Madrid), Bueso ha dedicado gran parte de su carrera al diseño industrial, gráfico y a la pintura, destacando en el territorio de la moda: en 1997 fundó, junto con el diseñador David Delfín y el actor Pepón Nieto, la conocida firma Sans Titre, un proyecto que utilizaba materiales textiles como soporte para la creación plástica. En la misma época, desarrolló proyectos gráficos para grandes firmas como Pierre Cardin.

Vive a caballo entre Lanzarote y Madrid, pero su arte ha dado la vuelta al mundo y hoy cuelga en las paredes de coleccionistas particulares de España, Francia, Estados Unidos, Islandia, Reino Unido, Italia, Suiza, Alemania, México o Venezuela. Ha aplicado su pincel a todo tipo de soportes más allá del lienzo: azulejos, madera y hasta maniquíes. ¿Hemos dicho pincel? Ecléctico en sus herramientas, también empuña el spray, las cera, el carboncillo, esmaltes, lacas, colorantes, selladores…

Aaron Bueso, tensión al pincel