Advertisement

No podría decir si mis primeras lecturas fueron cómics o novelas. Tampoco ayuda mucho que el primer recuerdo sean las Joyas Literarias Juveniles, las adaptaciones literarias que publicó Bruguera en los setenta. Por Christian Osuna

El mundo onírico y enigmático del taiwanés Page Tsou muestra escenas de fantasía con influencias del manga, el arte urbano o la pintura tradicional oriental. En el Museo ABC hasta el 15 de octubre

El mar las quería desnudas. Los pechos al descubierto, una bandana en la cabeza y el taparrabos llamado fundoshi. Así trabajaban las ama, buceadoras a pulmón del Pacífico

Del amor incondicional de Andrea Salinas por el mar nació esta marca de ropa de baño sostenible. Diseños elegantes realizados con materiales eco-premium, como tejidos creados a partir de plásticos y redes reciclados procedentes del mar. Hablamos con Andrea para sumergirnos en el universo Now_Then

Pues resulta que todo termina cuando Miqui me propone que escriba su artículo y yo le digo que sí aunque ya no comprendo nuestra amistad, ni siquiera sé si su nombre real es Miqui —me pregunto quién tolera que lo llamen así—, e igual con su apellido, Valenciaga, Valenzuela… 

<
>

Jonás Bel, Tenzuela

Proyecto Retando a la suerte
NOsupersticiones

13 exposiciones fotográficas, con 13 fotógrafos y 13 comisarios, una idea nada supersticiosa. Hablamos con Tania Pardo, directora y comisaria general del proyecto artístico Retando a la suerte en el que ha colaborado con el colectivo NOPHOTO. Tras su presentación en diciembre pasado, la segunda fase del  proyecto se presentará en el mes de febrero en la sala de exposiciones CentroCentro y la tercera el 7, 8 y 9 de mayo en La Casa Encendida en el Festival Contexto de Fotografía.

¿En qué consiste el proyecto Retando a la suerte?
Retando a la suerte es un proyecto planteado como una cadena curatorial: trece comisarios plantean cada uno de ellos una exposición con los doce miembros del colectivo de fotógrafos NOPHOTO. El resultado de cada una de estas propuestas se presenta en un único formato: trece cajas concebidas como trece exposiciones fotográficas portátiles.
Trece miradas sobre un mismo colectivo, doce fotógrafos y un comisario.
Retando a la suerte es un proyecto que se plantea en diferentes fases de presentación, y genera una red curatorial en torno a la fotografía y al colectivo NOPHOTO. Lo importante de este proyecto también es la idea de proceso, ya que hay muchos profesionales implicados y cada uno de ellos trabaja con una temática distinta con un mismo colectivo. Además se ha habilitado un blog como herramienta de uso y se están generando muchos diálogos.

¿Por qué una caja como formato expositivo?
La idea es que fueran exposiciones en formato caja concebidas para que se transportasen fácilmente. El contenido de la caja/exposición –las imágenes fotográficas- van metidas en una caja, la idea es que esta exposición se pueda desplegar donde se desee: en un ascensor, una carnicería, una habitación, etc. Que las exposiciones no las hagan los lugares, sino el contenido y las ideas.
El formato caja tiene que ver con lo portátil, una alusión directa a las exposiciones en maletas de Marcel Duchamp o a las cajas de Joseph Cornell o Fluxus, un formato sencillo. Trabajar con la posibilidad de que alguien pudiera tener en una caja una exposición y la pueda montar como quiera.
Por otro lado es muy fácil que viajen, supongo que acabarán viajando a alguna institución porque el resultado son  13 exposiciones comisariadas, muy sencillas de instalar,  así que, esta vez sí,  esperamos tener suerte y que este proyecto pueda itinerar!

Además de en una caja, ¿se muestran las imágenes también de forma más convencional? 
La caja es el continente, pero adquiere tanto protagonismo que se expone también como objeto junto a las imágenes. En este caso cada caja reflexiona sobre una temática diferente planteada por el comisario, por ejemplo, en la primera de las caja/exposición comisariada por mí, planteé a los artistas trabajar sobre lo “colectivo” a y cada uno de ellos me respondió con una imagen que representaba para ellos lo colectivo; esta caja/exposición se tituló “Juntos”. Ahora estamos preparando el grupo siguiente formado por seis cajas/exposiciones comisariadas por Virginia Torrente, Sergio Rubira, Roberto Vidal + Iraida Lombardía, Rafael Doctor, Eva González Sancho y Rosa Olivares y donde se plantearán diferentes temas como la crisis, el error, Madrid, la invisibilidad, etc.

En realidad me interesa todo lo que rodea a una obra. En este caso el proyecto es una cadena, hay una especial atención al proceso, muchas personas implicadas trabajando con un colectivo y reflexionando sobre la fotografía.

¿Qué papel juega la suerte para ti en la fotografía?
Creo que la suerte juega un papel importante en la fotografía, quizá porque la fotografía es capaz de atrapar instantes que, en muchas ocasiones, tienen que ver con la suerte, aunque por supuesto, antes que la suerte está la propia mirada del fotógrafo, claro.

¿Y qué peso crees que puede tener en el éxito personal o profesional?
Supongo que la suerte, en cualquier parcela de la vida, juega un papel importante, pero no todo es eso, prefiero matizar: la suerte hay que saber aprovecharla. Aunque prefiero pensar que profesionalmente la suerte no es aleatoria y azarosa, sino que el éxito está más bien relacionado con el esfuerzo, el empeño, el trabajo y la ilusión.

¿Eres supersticiosa? ¿O sabes si alguno de los miembros del colectivo lo es? ¿De qué forma? ¿Tienes, por ejemplo, algún amuleto?
En absoluto, no soy supersticiosa, no estoy segura si alguno de los fotógrafos lo es, pero creo que no. Aunque reconozco que me atraen mucho las creencias populares.

¿De qué manera retas a la suerte?
Supongo que a la suerte más que retarla, hay que encontrarla, incluso hay quien la busca pero, en mi caso, prefiero pensar que me acompaña.

Texto: Beatriz G. Corredera. Foto de la caja/exposición “Juntos”: Jonás Bel, Tenzuela, 2010.

http://retandoalasuerte.nophoto.org/

Proyecto Retando a la suerte: NOsupersticiones