Advertisement

Camaleónico, atrevido, con ganas de crear… Rubén Ochandiano ha rodado dentro y fuera de España, en Hollywood y en proyectos independientes.

Dos vidas y una íntima correspondencia mantenida por email entre 2013 y 2016, ahora se hace pública en forma de libro, Regina & Celeste.

El 4 de octubre estrena Es mi palabra contra la mía, donde nos desdobla y se pregunta por qué no hay manera de que nos contentemos con lo que somos.

Para Iseo & Dodosound, la suma de Leire Villanueva y Alberto García.

Llega al Teatro Fernán Gómez una obra planteada como el reverso de un lienzo histórico. En Monsieur Goya, una indagaciónse plantea el exilio del pintor de los pueblos, Francisco de Goya, a partir de miradas subalternas.

El clown emérito del Circo del Sol indaga en los orígenes de la compañía con Kooza, que llega a Madrid el 25 de octubre.

Abandonó una brillante trayectoria profesional como creativo e ilustrador publicitario para abrazar la vida rural y familiar. En 2012 fundó el sello Autsaider Cómics.

Los sonidos frescos seducen cuando aportan novedad, brío y ritmo. Algo que ocurre al escuchar al combo francés Caravan Palace.

El espacio de trabajo y aprendizaje Atelier Solar está organizando las I Residencias Africanas de Creación e Investigación.

Alberto Morillas es el mejor perfumista del mundo. Su gran don es su capacidad para fusionar innovadoras tecnologías naturales con la perfumería molecular de última generación.

<
>

 

GUÍA KYMCO

de paseo por la ciudad

 

por CRISTINA ALARCÓN

 

La actriz Cristina Alarcón, a quien podemos ver actualmente en las series Vergüenza o Arde Madrid (ambas en Movistar +) y anteriormente vimos en otras como B&B o Aída (Telecinco) o en la película de Juana Macías, Bajo el mismo techo) es una apasionada de Madrid y moverse por ella en moto. Le hemos pedido que nos escriba sus impresiones sobre su medio de transporte favorito para la ciudad.

 

Existe algo en lo más profundo y ancestral de nuestra memoria, bajo los poros de la piel, que necesitamos alimentar. Un gusanillo que a mí se me despierta a menudo. Una sed de libertad, autonomía, fuerza, poder y control que solo calmo con los esquíes montaña abajo, explorando nuevos mundos con la máscara de buceo, descendiendo por un barranco en medio la naturaleza o montando en moto por Madrid.

 

Ir en moto es mucho más que una decisión. Es más que un medio de transporte. Es una actitud, es un estilo de vida. Es un volar sin tener alas, con el viento a la contra, la lluvia mojándote y sabiendo que puedes hacer zig zag por cualquier callejón, por cualquier esquina. Es llegar siempre a tiempo. Eso no se siente con la ventanilla cerrada y la calefacción encendida. La comodidad es una prioridad, y la moto te funde con el asfalto, pone cada cruce y cada barrio a tus pies, te permite vivir una ciudad sin cortapisas.

 

Desde que era una niña, soñaba con subirme a una preciosidad de dos ruedas. Veía a mis hermanas mayores en moto y me moría de envidia. Estaba ansiosa por cumplir 16 solo por poder conducir una. Así que, con el primer sueldo que gané profesionalmente, presentando el Club Megatrix de Antena 3, la compré. No me lo podía creer cuando la vi por primera vez. Ahí estaba, reluciente, aparcada solo para mí. Y esto no había hecho más que empezar.

 

Hoy, sigo conduciendo la moto con la misma ilusión que cuando tenía 16 años. Me da igual que sea invierno o verano, nunca la dejo durmiendo en el garaje, nunca prescindo de su compañía. Hoy también me da ternura al salir de una función de teatro, me encanta encontrarla esperándome en la puerta pacientemente, a mí y la persona con la que vaya, porque la moto me permite también disfrutar de la mejor compañía.

 

Ir en moto no solo es una decisión. Es una actitud. Es una forma de libertad. Es otra manera de ver Madrid.

 

Haz clic aquí y conoce dónde encontrar tu guía KYMCO. 

 

GUÍA KYMCO: Cristina Alarcón, de paseo por la ciudad