Simon Frankart el artista francés que, en 2014, lanzó en Instagram su proyecto de dibujo personal llamado "Petites Luxures".

Nike Sportswear presenta la nueva colección Space Hippie, cuatro nuevos modelos de calzado exploratorio construidos con “basura especial”.

 

SkullCandy acaba de anunciar el lanzamiento de cuatro nuevos modelos: Push Ultra, Indy Evo, Indy Fuel y Sesh Evo.

Amasa lanza una propuesta de brunch que combina productos dulces y salados que se puede personalizar y enviar a toda España.

El Cannabis ha llegado al léxico de las rutinas cosméticas para quedarse. Está claro que la gran riqueza biológica de esta planta genera distintos activos para tratar nuestra piel.

Hay tardes que no serían lo mismo sin ellos, ni aperitivos, ni algunos libros, ni muchas películas… Y lo que seguro que no sería lo mismo sin ellos es el 13 de mayo.

<
>
  • LEER
  • El Bansky del erotismo tiene nombre y apellidos 
  • Por EDM

Amantes invisibles, orgasmos silenciosos, protagonistas anónimos y  muchos ríos de tinta que dan forma a delicados y elegantes trazos en blanco y negro. Son las ilustraciones de Simon Frankart el artista francés que, en 2014, lanzó en Instagram su proyecto de dibujo personal llamado "Petites Luxures", que subió rápido como la espuma y ahora cuenta con 1,2 millones de seguidores en su cuenta @Petites Luxures, donde el ilustrador publica un dibujo a diario.  Ahora estas ilustraciones ven la luz en forma de libro (Lunwerg), un libro especial, con acabado en cartoné y tela, diseñado como un objeto para regalar (o autoregalarse).

El minimalismo es la clave de su éxito. Lo explícito se echa a un lado para dejar paso a la insinuación a través de dibujos incompletos que dejan volar la imaginación. Una liberadora mirada sobre la sexualidad con mucha delicadeza y un toque de provocación. Un universo en el que sexo e ingenio se dan la mano.

“Quiero que mis dibujos resulten “interactivos”: cuanto menos enseñes, más tendrá que imaginar el que mira. Y la imaginación tiene mucho peso en el proceso erótico, en la excitación. Si hubiese elegido hacer dibujos “completos”, sería como si hubiese dicho “tómalo como está”. Pero prefiero decir “toma este comienzo, imagina tu propia historia y haz de esta ilustración algo tuyo”, asegura el autor.

Para este libro el artista pidió a sus lectores de todo el mundo que le escribieran contándole una historia, “un recuerdo travieso”. Recibió más de 1500 mensajes. Se han seleccionado cincuenta de estos fragmentos íntimos, ilustrados de manera inédita por el autor. Cincuenta historias íntimas, vividas y escritas por cincuenta hombres y mujeres de todo el mundo, cincuenta escenas que evocan fantasía y erotismo de una manera nueva y "desinhibida".

Algunas historias del libro

MARIANNE 

Era la primera vez que ese hombre de quien me iba a enamorar perdidamente y yo íbamos a una casa rural, en pleno corazón del Parque Nacional de las Cevenas. Mientras yo admiraba la vista por un pequeño ojo de buey, él se arrodilló detrás de mí, me levantó la falda y deslizó la lengua entre mis nalgas, saboreándome hasta que llegué al orgasmo. 

Por un lado, vivía algo tremendamente íntimo y, por otro, la naturaleza se abría ante mí hasta donde me alcanzaba la vista. Aquella combinación me dejó un recuerdo imborrable. 

Marianne,

Aubenas, Francia 

 

MARY 

Un día, al poco de empezar a salir, nos reunimos en su piso con todos nuestros amigos. Nos cruzamos en las escaleras, él me levantó la falda y me penetró justo allí, contra la pared, en medio de los escalones. Yo apoyaba el pie en la barandilla y él me tapaba la boca con la mano. La puerta del comedor no estaba cerrada, pero nadie se enteró. 

Mary, Londres, Inglaterra 

 

LUCAS 

La primera vez que me acosté con ella, el placer fue in crescendo y todo su cuerpo se estremeció al llegar al orgasmo. Cuando le pregunté si estaba bien, me respondió: «Sí, es que me haces temblar». Desde ese momento, encuentro estupenda esa expresión para hablar del orgasmo. En una cama no plantea ningún problema, pero en el borde de su lavabo, con todos sus productos, no hay modo de que no se rompa algo. 

Lucas,  Burdeos, Francia 

 

MILÉNA 

Mi novio me apoyó el pene en la frente, con intención de aliviar mi dolor de cabeza. Me pareció divertido y le dije que la varita mágica estaba bien colocada, a lo cual él respondió, entre risas: «Expecto Penissum!»

Miléna,  Caen, Francia

 

  • HISTORIAS ÍNTIMAS 
  • Petites Luxures 
  • Lunwerg Ed. 2020 
  • 15 x 21 cm. 
  • 108 páginas 
  • Cartoné con tela 
  • PVP c/IVA: 15,00 €

 

LEER: El Bansky del erotismo tiene nombre y apellidos