Advertisement

Paco León y su madre, Carmina Barrios. Foto: José Haro

El plan de verano madrileño de... Paco León

¿Western documental?

El actor Paco León ha convertido a su madre en protagonista de su primera película como director, Carmina o revienta, un falso documental en el que juega a confundir realidad y ficción. Su modelo de autoproducción, su triunfal paso por el festival de Málaga y su estreno simultáneo en salas, internet y Dvd ha puesto patas arriba las reglas de la industria. ¿Es así la familia de Paco León? ¿Cuánto hay de realidad y cuánto de ficción en lo que muestra? Esta es la pregunta que se harán los espectadores que se asomen al retrato que el actor ha hecho de su madre en Carmina o revienta, un trabajo que nació con la vocación natural de romper barreras, creativas e industriales. "Es un híbrido bastante inclasificable" nos cuenta el propio León. "Hay monólogos a cámara y uso actores no profesionales, pero al final es un largo de ficción". Pero, ¿cuánto hay de una cosa y de otra? "Aunque quisiera no podría decirlo" afirma. "Es como el jamón: ¿Qué es carne y qué tocino? Está todo muy mezcladito. Hay anécdotas verídicas muy ficcionadas o incluso rebajadas para que fueran verosímiles". De este modo Carmina Barrios, una sevillana de 58 años, se convierte en una hipérbole de sí misma que durante sus largas noches de insomnio nos cuenta su vida, una mezcla de realismo y surrealismo, tragedia y comedia. Todo ello mezclado con episodios de su delirante lucha por la supervivencia en una Sevilla convertida en territorio universal. "Una de las cosas que compensaba lo folclórico era el western, ya que hay un personaje fuera de la ley, en un bar de carretera, con un cobrador del frac que parece un enterrador... Es algo muy sureño en todos los sentidos, también del Sur de EEUU" explica su autor. "Por eso le encargué la música a Pony Bravo y la identidad visual a los SOPA, que han hecho un cartel en el que ha resumido todos los referentes: el western, Tarantino, Sundance y el cine social irlandés". Carmina o revienta -que se rodó en 11 días, se montó en un mes y ha costado 50.000 euros pagados de su bolsillo- se estrenará simultáneamente en cines, Internet o DVD, lo que ha provocado el boicot de algunos distribuidores. "Es normal que los dueños de la salas sean los más reacios a cambiar el modelo de mercado porque tienen una media de edad de 70 años" opina León, para el que la solución a la crisis está en "convertirnos en argentinos". Aunque pasará gran parte del verano en Madrid, la promoción de la película no le ha dejado tiempo al actor para planificar su agenda cultural. Aun así, hay unos cuantos clásicos que no piensa perderse: "Me lo paso muy bien en las fiestas de la Paloma, porque vivo por allí y como no puedes dormir tienes que unirte". Y para terminar nos confiesa un secreto: "Para mí lo mejor de Madrid es la piscina del Hotel Emperador de Gran Vía, donde me paso todo el verano porque es un paraíso donde todos los clientes son extranjeros que no me conocen".

Texto : David Bernal. Foto: Paco León  y su madre, Carmina Barrios © José Haro.

Carmina o revienta se estrena el 5 de julio en salas de cine, plataformas online y DVD.

El plan de verano madrileño de... Paco León