Advertisement

metamorfosis, entrevista, goethe, roberto, enríquez, actor, agenda, cultura, madrid

La metamorfosis de Goethe

Por Paloma F. Fidalgo

Para metamorfosis, la de Fausto. La obra clásica del Romanticismo alemán, a cuya escritura Goethe consagró su vida y en la que el protagonista pasa del odio al amor previo pacto con el diablo. Llega al Teatro Valle Inclán en versión de Tomaz Pandur, uno de los grandes renovadores de la escena, que da a sus montajes un carácter onírico y muy físico. Hablamos con su protagonista, el actor leonés Roberto Enríquez.

Enríquez, popular a raíz de películas como Azuloscurocasinegro, pero con una excelente reputación sobre las tablas debida a sus recurrentes interpretaciones de los clásicos: Shakespeare, Esquilo, Brecht, Chejov… repite trabajando a las órdenes del gran Pandur, tras El infierno.

Debe de ser la envidia de la profesión…
Probablemente (risas). Es un director mágico en su forma de trabajar. Un cazador de sentimientos, que adapta el papel al actor. En los ensayos, nos da plena libertad para interpretar, para encontrarnos en el personaje, frente a otros directores más intervencionistas que te indican hasta el menor detalle de lo que tienes que hacer, lo cual entraña menos riesgo, pero no te enriquece tanto. Además, tengo muy buen recuerdo de mi colaboración previa con él, porque coincidió con un momento profesional muy dulce para mí, con el estreno de AzulOscuroCasiNegro de Daniel Sánchez Arévalo, uno de los directores con quien mejor me entiendo.

¿Cómo es esta versión de Fausto?
Es una versión en la que a Mefistófeles lo simboliza una familia, el Mal lo encarna la Familia. Analiza la metamorfosis lenta que experimenta Fausto, que pasa de estar al borde del suicidio, carcomido por sus contradicciones y su insatisfacción, a salvarse y realizarse en la búsqueda del bien común, después de enamorarse y rejuvenecer, en una encarnación de las ideas del liberalismo clásico.

metamorfosis, entrevista, goethe, roberto, enríquez, actor, agenda, cultura, madrid

Pandur suele atraer nuestra atención con una escenografía muy impactante 
Sí, pero no es hueca, siempre está al servicio de un contenido reflexivo, que te transforma, te deja tocado. En este caso, destaco el vestuario, en el que Pandur está trabajando muchísimo con el figurinista Felype de Lima. Ensayamos con los trajes que vestiremos en la función, y los van perfeccionando sobre la marcha.

¿Se anima el público español con los clásicos, como Fausto? 
Por supuesto. Y es que muchos textos de autores griegos, por ejemplo, tienen plena vigencia. Aunque, en el fondo, con lo que se anima el público español es con los buenos montajes. Detecta la calidad. Pero los teatros tienen que apostar por ellos, como en este caso ha hecho el Centro Dramático Nacional.

¿Hay algún 'Goethe' en la actualidad?
Diría que Haneke…

Fausto vende su alma al diablo por la belleza. ¿Usted, por qué vendería la suya?
Por muchísimas cosas, casi a diario. Creo que empatizamos con Fausto porque se muestra con sus miserias, con sus inseguridades, que, en parte, son también las nuestras.

Foto: elenco de Fausto © marcosGpunto

Teatro Valle Inclán · Del 21 de noviembre al 11 de enero 

Roberto Enríquez: "El Goethe de la actualidad sería Michael Haneke"