Advertisement

Entre el 21 al 25 de febrero, la feria Urvanity cobrará vida en una nueva sede, más acorde con sus necesidades y sus aspiraciones, más amplia y mejor comunicada con la ciudad, como es LA SEDE del COAM

Los festivales se rifan a una banda que se ha convertido en un secreto de culto del panorama nacional indie, 'mientras que la gente quiera que toquemos, vamos a seguir tocando'

Julio es chino de nacimiento, pero tras catorce años en España, también tiene algo de aquí. En sus gestos es puro fuego, el mismo que abraza a su wok de hierro y el mismo que enciende su cabeza con mil ideas más veloces que sus palabras, que salen atropelladas en un español de la calle que 'mola' (como él mismo dice).  

La banda madrileña se juntó para tocar por primera vez hace 20 años. Con su nuevo disco bajo el brazo Mismo sitio, distinto lugar, comienza una gira que nace en Lima el 1 de marzo y culmina el 30 de junio en el Guggenheim de Bilbao
 

No es de las que hace promesas y propósitos para el año nuevo. Es más de valorar lo que ha hecho en el anterior, si está donde quería estar para replantearse hacia dónde quiere ir. El 2017 le ha cundido y el nuevo año seguirá ese camino. Irene Escolar pide al 2018 más oportunidades

Es uno de los integrantes del aclamado Novo Cinema Galego, que se asoma en sus obras al paisaje gallego para retratar su espesa naturaleza. El videoartista y cineasta Lois Patiño se llevó con su primer largo, el documental Costa da morte , el premio al mejor director emergente en el Festival de Locarno, entre otra docena de galardones internacionales

ElYELLA cierran los más importantes festivales nacionales, convocan hordas de fans y revientan salas como el Ochoymedio o La3. Se han ganado un lugar privilegiado en el panorama musical como DJ 'indies'. Un fenómeno que ha conseguido girar todas las miradas hacia su propuesta escénica creando una original experiencia musical y un espectáculo de emociones

La serie Paquita Salas fue la antítesis de la lógica y se convirtió en el proyecto audiovisual más celebrado de 2017. La webserie, dirigida por Javier Calvo y Javier Ambrossi, reivindicó el patetismo desde la naturalidad y todos quisimos ser amigos de esa representante de artistas a la que nunca dejaríamos cuidar de nuestros hijos. Detrás de ese personaje está Brays Efe
<
>

 
El colapso de Yuri Méndez
 
Por Rebeca Queimaliños
 
Puedes construir tu casa sobre un polvorín. Instalar tarima flotante y cerrar las ventanas. El riesgo es que alguien encienda un cigarrillo y vueles por los aires. Eso le ocurrió a Yuri Méndez (Pájaro Sunrise), pero con una conjuntivitis. Se quedó literalmente ciego mientras practicaba funambulismo -en sentido figurado- y colapsó. Boom. Frenó en seco y escribió 'a oscuras' durante dos semanas.
 
El resultado fue The Collapse (Lovemonk). Catorce canciones sobre implosionar y regenerarse. Una banda sonora para disfrutar en un refugio tras un alud, con chimenea, mecedora y wifi. 'Me derrumbé y mi cuerpo paró. Eso fue lo que pasó. Y, durante el fundido a negro, escribí el disco'. Yuri viajó hasta a los estudios de grabación Punta Paloma (Tarifa) y, entre panorámicas de infarto -ya había recuperado la vista-, grabó acompañado de Bart Davenport, Charlie Bautista, Shawn Lee y Javier Jiménez.
 
El disco se convirtió en una especie de profecía autocumplida: la vida fue a peor tras la grabación y, de repente, sus canciones no hablaban de lo que había pasado si no de lo que realmente iba a pasar: ruptura con su pareja, decepciones, lesiones… 'Supongo que en el fondo sabía que todo estaba a punto de estallar. Por eso escribí desde ahí'. Y por eso fue capaz de escribir: 'No quiero sonar a drama, pero hay un tipo de tristeza que está hecha de un material que ni quieres ni puedes tocar. En ese estado solo quieres que pase el tiempo. Dormir. Hibernar. Yo en ese estado no sé escribir'.
 
  
Pero Yuri está hecho de material ignífugo y preparado para tararear versos como 'we might as well sing to the collapse of everything' mientras todo se derrumba. Porque el álbum, pese a estar escrito desde puntos ciegos y zonas húmedas, tiene compases bailables y estrofas irónicas. 
 
El 22 de abril estará en la sala Sol y es la única fecha cerrada en Madrid. Su relación con España es extraña. Triunfó en Japón, su música sonó en una campaña de Unicef, puso BSO a la campaña Forest de Rexona; la prensa musical internacional elogió su anterior trabajo hasta el exceso -si es que existe- pero, en España es todo bruma. Sin embargo, no siente ningún tipo de recelo. Lo explica desde la calma, sin acritud. 'Tengo la sensación de que para sonar tienes que relacionarte bastante y yo estoy fuera del circuito. Es un sistema basado en el intercambio de favores y oligopolios: reséñanos a este grupo y te damos un pase para este festival; escribe sobre esta banda y pinchas en tal evento…'
 
Tampoco cree que exista la crítica musical tal y como está planteada en otros países, sino que está instaurado el marketing digital. 'Funciona la reiteración, sonar todo el tiempo en una cadena. Repetir el nombre y que suene hasta que te guste'. Pese al colapso - y la calima mediática-, Pájaro Sunrise seguirá girando y sonando’.
 
Pájaro Sunrise · 22 de abril · 22 horas · Sala El Sol

El músico que explotó