Advertisement

No podría decir si mis primeras lecturas fueron cómics o novelas. Tampoco ayuda mucho que el primer recuerdo sean las Joyas Literarias Juveniles, las adaptaciones literarias que publicó Bruguera en los setenta. Por Christian Osuna

El mundo onírico y enigmático del taiwanés Page Tsou muestra escenas de fantasía con influencias del manga, el arte urbano o la pintura tradicional oriental. En el Museo ABC hasta el 15 de octubre

El mar las quería desnudas. Los pechos al descubierto, una bandana en la cabeza y el taparrabos llamado fundoshi. Así trabajaban las ama, buceadoras a pulmón del Pacífico

Del amor incondicional de Andrea Salinas por el mar nació esta marca de ropa de baño sostenible. Diseños elegantes realizados con materiales eco-premium, como tejidos creados a partir de plásticos y redes reciclados procedentes del mar. Hablamos con Andrea para sumergirnos en el universo Now_Then

Pues resulta que todo termina cuando Miqui me propone que escriba su artículo y yo le digo que sí aunque ya no comprendo nuestra amistad, ni siquiera sé si su nombre real es Miqui —me pregunto quién tolera que lo llamen así—, e igual con su apellido, Valenciaga, Valenzuela… 

<
>

Soñar una realidad a medida

Por Israel Paredes

Para quien el cine de Wes Anderson es simplemente forma y superficie y nunca haya sido capaz de ver lo que hay en su interior, una película como La chica dormida, de Rosemary Myers, que puede recordar en su aspecto al cine de aquel, es posible que no contenga interés más allá de su estética. Esta recupera la de finales de los setenta desde lo hiperbólico, casi caricaturesco, incluida la pantalla cuadrada. Para quien, por el contrario, mire más allá en las imágenes, encontrará un relato coming age tan desolador como alegre, sobre una joven que, al final, deberá recrear un mundo imaginario para luchar contra sus miedos.

 La chica dormida. Dir: Rosemary Meyers.
Reparto: Bethany Whitmore, Harrison Feldman, Tilda Cobham-Hervey. Comedia.
Estreno: 28 de abril

Soñar una realidad a medida