Advertisement

Un grupo de adolescentes de Cercedilla -de entre 11 y 13 años- se escapa a la montaña casi- todas las semanas para inspirarse, captar sonidos de la naturaleza, registrarlos en tablets y crear composiciones musicales a través de herramientas digitales

Andrew Thomas Huang se ha convertido en el director fetiche de Björk con trabajos como el paradisíaco y poético videoclip de The Gate, la orgía rocosa de Mutual Core o la experiencia de realidad virtual en Family

Los dos primeros cabeza de cartel confirmados para el festival Mad Cool son Queens of The Stone Age y Furure Islands. La banda californiana estrena una tanda de confirmaciones que se irán haciendo efectivas las próximas semanas

La clave de su humor es el no humor. No hay hipérbole en sus sketches. Rober Bodegas (A Coruña, 1982) y Alberto Casado (Madrid, 1983) han inventado un formato audiovisual 'fast food' que consiste en retratar el patetismo local sin fuegos de artificio. Bienvenido a todos tus lugares comunes. 

<
>

 
'Teniendo en cuenta que nos dedicamos a señalar en qué aspecto de tu vida eres gilipollas, la gente se lo toma bastante bien'
 
 
La clave de su humor es el no humor. No hay hipérbole en sus sketches. Rober Bodegas (A Coruña, 1982) y Alberto Casado (Madrid, 1983) han inventado un formato audiovisual 'fast food' que consiste en retratar el patetismo local sin fuegos de artificio. Es imposible no sentirse identificado con esos ridículos retratos de andar por casa. El formato, presentado bajo la marca 'Pantomima Full', conseguirá que quieras huir de tu zona de confort pero no podrás dejar de mirar. Es hipnótico. Bienvenido a todos tus lugares comunes
 
Dice Louis CK que no tiene temas prohibidos. Que si el chiste es bueno, lo cuenta. Robert Bodegas: Nosotros también. Teniendo en cuenta los temas que tratamos, lo peor que nos puede pasar es ofender a un runner y que nos persiga. Alberto Casado: Estar desconectados de los temas realmente importantes ayuda a no meter la pata. 
 
Dice incluso más: que si el chiste es ofensivo obligas a la persona a pensar. Vamos, que les haces un favor ofendiendo… A: Al tratar temas intrascendentes resulta bastante ridículo que alguien se ofenda. Ofenderte porque te gusta Mercadona y nos hemos reído de ello. Es entrañable. R: Pese a esto, después te das cuenta de que hay gente para la que por ejemplo, comer quinoa o ser fan de los Goonies, no es intrascendente y se ofenden. Pero, teniendo en cuenta que nos dedicamos a señalar en qué aspecto de tu vida eres gilipollas, la gente se lo toma bastante bien.
 
¿Funcionan vuestros códigos de humor, por ejemplo, en la generación de vuestros padres? A: Mis padres no son público objetivo. Podría ser ventrílocuo con una especie de Macario y les parecería bien. R: Mis padres evitan el tema. En parte porque no quieren decirme que no les hace gracia y en parte porque asumen que no están al día, si no saben de lo que hablo. A: De todas formas, no es tanto una cuestión de edad, sino de vivir en un entorno en el que todos estos 'flipaos' estén presentes.
 
¿Os inspira más la crítica o el halago? A: El halago. R: A los haters los bloqueaba a todos. A: Queremos ser adorados. Solo eso. R: Tampoco creemos que el cumplido y el desprecio estén al mismo nivel. Si un colega te hace una crítica, está bien. Pero que alguien en Facebook ponga 'vaya mierda', tampoco entiendo la necesidad. A: Desde luego el troll es un arquetipo.
 
 
Hay colectivos más sensibles al -vuestro- humor… No sé, ¿músicos? ¿informáticos? R: Tenemos bastantes amigos músicos e informáticos y bien. A: Ningún taxista, por ejemplo, nos ha dicho: '¿Sois los de pantomima?'. R: A mí me lo dijo uno de Deliveroo, que vino a casa. Así que a los repartidores también les mola. Pero uno que vino a arreglar el aire, no me dijo nada. A: El estudio queda así: Músicos, informáticos, repartidores, son fans. Taxistas y técnicos frigoríficos, no. R: El resto de los colectivos ya entraríamos en conjeturas.
 
¿Creéis que ha cambiado la forma de consumir humor en España? Formatos más esquizofrénicos, cortos… A: Ha cambiado el medio. Tanto de humor, como de cualquier cosa. La gente consume contenidos rápidos en el móvil y a la carta en la tele y no creo que sea temporal. Eso ya va a ser así. R: Simplemente hay muchas más opciones, igual que ya pasó con la música. Y también es verdad que las nuevas generaciones tienen nuevos referentes. Es lógico que a la gente de veinte años le guste el humor de ahora.
 
No sé si os sentís identificados pero me habéis recordado mucho al tipo de humor de Ansari en Master Of None (Netflix) con un grado entrañable de patetismo, natural, sin fuegos de artificio… R: Nunca lo había pensado, y, sin compararlo, con lo de patetismo entrañable estoy de acuerdo. A: Tenemos que hacer en Italia el inicio de la siguiente temporada.
 
¿Referentes humorísticos? Funny Or Die, Danny McBride, Rick and Morty, los chanantes, Berto, Ricky Gervais, La Vida Moderna, Flight of conchords, Lonely Island… 
 
¿Stranger things o House of Cards? A: Odio Stranger Things. Cualquier serie gana. R: No está la cosa para decir House of Cards.
 
¿Gila o Eugenio? A: Gila. R: Gila. 2-0. Partidazo de Gila.
 
¿El mejor chiste de vuestra infancia? A: Contaba bastante uno de un partido del Lepe en el Bernabeu contra el Madrid. Se suspendía por niebla y encontraban al portero del Lepe al día siguiente, que seguía en la portería sin saber que se había suspendido. Y cuando el operario del césped le explica que el partido se suspendió nada más empezar, este decía: 'Ya me parecía a mí mucho dominio'. R: Yo contaba uno que no procede contar ahora, pero en el que básicamente un padre dejaba a sus hijos ir al cine a cambio de favores sexuales. Sorprendentemente no me incitó a ofrecerle a mi padre un chantaje sexual a cambio de llevarme al cine, porque aunque tenía 10 años, entendía que era un chiste.
 

Pantomima Full. Patetismo entrañable