Advertisement

La polifacética Coco Dávez, diseña un pañuelo solidario de la firma de moda Compañía Fantástica cuyos beneficios íntegros serán donados a Federación Española de Cáncer de Mama.

Nos calamos el sombrero de cowboy y ponemos rumbo al desierto de Tabernas, escenario de la 8ª edición del Almería Western Film Festival (9-13 de octubre). Una cita que, cada año, cuelga el cartel de “Se busca” al mejor cine western. 

La marca de moda UGG® cumple 40. La firma fundada en 1978 por un surfista australiano en la costa de California, hoy forma parte del escenario mundial y es reconocida por su icónica bota clásica que, en su día, utilizaron los surfistas para mantener sus pies calientes. 

Es uno de los mejores conocedores de la escena americana de nuestro periodismo. Creó hace once años el blog La Ruta Norteamericana, dedicado a la música estadounidense en todos sus registros, en la web de El País en donde es responsable de la sección de música. Hablamos con él para que nos cuente qué referentes podemos tener en cuenta.

Adidas Originals estrena un nuevo capítulo de la colaboración con la diseñadora holandesa Daniëlle Cathari,  que en esta ocasión presenta su icónico tracksuit en tres nuevos colores.

<
>

 
20 años del tirón
 
Por Rubén Arribas / Imagen: I’m Blue I’m Pink
 
Cuando alguien, no algo, como El Duende, cumple veinte años de vida, es que ya lleva celebrados unos cuantos aniversarios, un buen puñado de vivencias, anécdotas, experiencias —la palabra de moda—, y por qué no, unos cuantos kilos de aterrizajes forzosos, frustraciones y algún que otro navajazo por la espalda, pero con veinte años dicen que uno está en su mejor momento, alejados ya los granos de la adolescencia, con la madurez suficiente y la energía de un rinoceronte, y es que eso es, precisamente, lo que nos pasa, que nos seguimos queriendo comer la cultura a grandes bocados, desde los entrantes más sabrosos al postre más exquisito; siempre, eso sí, bien emplatada, porque cuando cumplimos diez años dimos —en un recién inaugurado Matadero— unos premios 'en silencio' y los premios emergentes fueron para unos aún poco conocidos Vetusta Morla y Russian Red y, fíjate tú ahora, como Carlos Jean, que dio su primer concierto en uno de nuestros festivales, como cada uno de los doce personajes que protagonizan este Calendario y que para nosotros van a marcar el devenir cultural del 2018 con su trabajo, como Julio Zhang, que igual mañana consigue una estrella Michelin o Carlos Vermut que podría ganar el festival de Cannes o Luis Patiño gobernar de nuevo el Festival de Locarno, o Rufus T. Firefly consagrarse como una de nuestras bandas más importantes, y es que son muchos los recuerdos, como aquel de Paco Rabal al que tuve la suerte de entrevistar  justo antes del Goya y poco antes de su último adiós porque, al fin y al cabo, van a tener razón los apóstoles de las experiencias, que éstas son lo que nos llevamos, mejor o peor dobladas, en nuestra malet, que nadie nos puede quitar lo danzado, como aquellos bailes infinitos de aquella época con el techno de Detroit, y ahora también con ElYELLA, porque jamás dejaremos de ir al teatro que, madre mía lo que era el teatro hace veinte años y lo que es ahora, porque el tiempo pasa, qué remedio, para todos, pero se es joven si la ilusión permanece, y es que vivimos un momento de creación sin parangón, me rio yo de 'la Movida' con esta 'removida' transversal y multidisciplinar de talento como el que tienen Carmen García Huerta, Brays Efe o Luna Miguel y, sí, claro que nos sigue gustando sentir el papel, porque hay cosas que cambian mucho y otras que permanecen para siempre en el futuro, como ese olor tan especial de las cosas hechas con amor y fuego, el suave tacto de pisar el asfalto, el intenso sabor de viajar por los rincones de tu alma, porque nunca fue ver para creer, sino creer para ver, veinte años haciendo la fría calle y viviendo al calor de la cultura, así, sin puntos, ni apartes, sin subvenciones y sin un punto y final por culpa de todos vosotros, porque nunca han importado los finales, importan los principios, gracias, gracias, gracias a todos

20 años del tirón