Advertisement

El aterrizaje inminente de 'Superlópez' en las pantallas grandes (protagonizada por Dani Rovira) ha convertido 2018 en el año de Jan, creador del personaje en los tebeos.

Entre las joyas internacionales que nos acerca este año el Festival de Otoño, destaca el premiadísimo montaje Lokis, del director polaco Lukasz Twarkowski, que arrasó en los Premios Nacionales de Teatro de Lituania.

DANZA: marta Izquierdo vuelve a su Madrid natal para bailar en Naves Matadero.

Regalar es un arte en el que se conjuga buen gusto, empatía y una pizca de suerte. Acierta con el regalo mirando el pasaporte. La cultura de cada país condiciona mucho a la hora de sorprender con un presente… para bien. Te anotamos algunos consejos que hemos recolectado.

Alicia Sornosa fue la primera y única mujer de habla hispana en dar la vuelta al mundo en moto y desde entonces no ha dejado de recorrer kilómetros con fines solidarios. 

<
>

DANI PANNULLO
alma hip-hop

Al frente de su propia compañía de danza (muy) contemporánea, Dani Pannullo Dance Theatre Company, actualmente también instiga los elementos escénicos en las sesiones Águila de Trueno en la discoteca Palace y está preparando su próximo proyecto escénico.

Por Andrés Castaño · Foto espectáculo Avalanche
© Borja Suárez Lázaro-Galdiano

Para este creador argentino afincado en Madrid desde hace veinte años la danza es un arte “frágil”, pues no es tan accesible para todos los públicos al poseer un “lenguaje más hermético”. “Es una enfermedad, dulce”, sostiene, y se enfrenta a ella como director de su compañía: “No bailo desde hace tiempo. Trabajo más desde la oscuridad. Soy una persona muy tímida. Cuando decidí comenzar a dirigir automáticamente dejé de bailar, porque no era feliz al exponerme”, confiesa.

Lo que mejor define a su trabajo coreográfico es la mezcla. Ha trabajado en el Magreb, en Egipto, en India y en Japón. “Todas esas fusiones son búsquedas espirituales. Relaciono la danza. Me gusta investigar sobre tradiciones que me atraigan, y aplicarlo de una manera contemporánea, con ideas modernas. He apoyado la cultura hip-hop de toda la vida. Primero porque es un arte. Y segundo, porque estos chicos muchas veces no tenían la oportunidad de elevar esta danza a la categoría de arte, se veía como una cosa underground para la calle o solamente para batallas de gallos”.

Él mismo nos resume su trabajo: “Soy director de escena, pero también soy director de arte para marcas. También hago el hosting para clubs (en Morocco hacía la Devotion con David Delfín y fundé el Changó), trabajo en moda y básicamente dirijo mi propia compañía desde 1999, Dani Panullo Dance Theatre Company”. Actualmente hace de anfitrión de la sesión Águila de Trueno que se celebra dos viernes al mes en la discoteca Palace (Plaza de Isabel II, 7). “Un club intergeneracional. En lo musical, es rabiosamente moderno con artistas de la nueva generación del trap como La Zowi, Miss Nina, Bejo, Dano o la reina del dancehall catalán Bad Gyal, también con la old skool de DJ y productores de la capital como Jotamayúscula, Toni Rox o Sandro Bianchi, que aportan educación musical a las nuevas generaciones. En artes plásticas invitamos a algunos de los mejores grafiteros y artistas de calle, algo que realizamos en vivo cada sesión. En el escenario contamos con las mejores crews de bailarines y live fashion shows. El lema del club es una frase epicúrea, ‘Creamos falsos infinitos’, jugando con los límites”. 
Opina que el trap “es como el punk del hip-hop, con todas sus estupideces. Tiene una fuerza innegable, como lo tenía el punk”. Menciona a Goytisolo, “yo siempre trabajo en la periferia del centro y no al revés. Vivo en el centro, pero me fijo más en la suburbia de lo urbano”. Y es que Panullo tiene una cita a mano para cada argumento: “Como decía el poeta Rimbaud, ‘si vivo en una metrópoli tengo que ser terriblemente moderno’. Hay una cierta carga de frivolidad en lo que busco, pero hay un discurso detrás”.

Su vinculación con la moda es muy personal. “Todo lo que hago en moda también tiene que tener algo propio. Casi no trabajo con modelos. Una de las condiciones que puse es que tenía que trabajar con bailarines”.

La compañía aún está de gira con su espectáculo Avalanche, estrenado en Madrid en Danza 2012, en el que empleaba el fútbol freestyle, “como un elemento más, con la plástica del futbolista con trucos, combinado con Bboys”. Su nuevo proyecto es Atlas, Mapas en movimiento, una producción con el Museo de Arte Contemporáneo de Navarra que se estrenará en noviembre. Es un ballet urbano contemporáneo inspirado en la obra del artista Ortiz Echagüe”.  

LOS BAILES URBANOS QUE TRIUNFAN

Testigo de lo que se cuece, le pedimos que nos apunte qué estilos de baile se ven más en las calles. No duda que sigue teniendo actualidad el Bboying. “En Madrid puedes ver chicos bailando en la calle en Nuevos Ministerios. Hay una explosión del baile ahora mismo, hay mucha gente bailando, y haciendo cosas, y hay mucho talento. Y lógicamente hay una cosa hedonista y narcisista, de mostrarse y de qué te vean en sitios”.
Breakbones: “electro mezclado con algunas tendencias tardías como el Voguing (ver pág. 14)”. Animation: “un mix de muchas tendencias que incluyen el Popping, el Loocking y algunas foundations (bases) del Bboying que solo se baila con dub o dubsteps music. Lo más nuevo de los bailes de hoy. USA y Reino Unido son los países donde hay más adeptos”. 
Tutting: “Es un tipo de fingers dance que se concentra en las manos y los dedos en especial en un universo estético de formas y movimientos que jamás se habían visto en el mundo de la danza Kingtutat”.

Foto: sesión 'Águila de Trueno' en discoteca Palace © Afioco; diseño: Muzak

Dani Pannullo