Advertisement

Camaleónico, atrevido, con ganas de crear… Rubén Ochandiano ha rodado dentro y fuera de España, en Hollywood y en proyectos independientes.

Dos vidas y una íntima correspondencia mantenida por email entre 2013 y 2016, ahora se hace pública en forma de libro, Regina & Celeste.

El 4 de octubre estrena Es mi palabra contra la mía, donde nos desdobla y se pregunta por qué no hay manera de que nos contentemos con lo que somos.

Para Iseo & Dodosound, la suma de Leire Villanueva y Alberto García.

Llega al Teatro Fernán Gómez una obra planteada como el reverso de un lienzo histórico. En Monsieur Goya, una indagaciónse plantea el exilio del pintor de los pueblos, Francisco de Goya, a partir de miradas subalternas.

El clown emérito del Circo del Sol indaga en los orígenes de la compañía con Kooza, que llega a Madrid el 25 de octubre.

Abandonó una brillante trayectoria profesional como creativo e ilustrador publicitario para abrazar la vida rural y familiar. En 2012 fundó el sello Autsaider Cómics.

Los sonidos frescos seducen cuando aportan novedad, brío y ritmo. Algo que ocurre al escuchar al combo francés Caravan Palace.

El espacio de trabajo y aprendizaje Atelier Solar está organizando las I Residencias Africanas de Creación e Investigación.

Alberto Morillas es el mejor perfumista del mundo. Su gran don es su capacidad para fusionar innovadoras tecnologías naturales con la perfumería molecular de última generación.

<
>

Exposición: 

Pamplemousse de Miranda Makaroff

La galería Mirat Projects acoge hasta el 7 de noviembre la exposición “Pamplemousse” de la artista española Miranda Makaroff.

En su primer solo show, Miranda nos introduce en un universo de hedonismo, color y libertad. Con una inspiración mediterránea, esta muestra concebida en Ibiza nos traslada al mundo interior de la artista, donde se nos invita a dar rienda suelta a los sentidos y dejarnos llevar. Miranda manifiesta en sus cuadros un lenguaje expresivo de colores vibrantes y puro dinamismo, apropiándose de la figura femenina como reflejo absoluto de la belleza.

A través de esta sensitiva instalación, la artista se adentra en una búsqueda interior en donde se interrelaciona lo sensible y lo emocional. La recreación de este mundo ilusorio por el cual, la artista expresa esta materialización del deseo. Así, se nos introduce en un ambiente de sensualidad dentro de la narrativa del arte en donde se persigue la felicidad y el gozo. Los estímulos se presentan como alusiones meta-artísticas hacia un equilibrio de los placeres en contraste con una sociedad anestesiada cuya concepción del cuerpo y el placer queda reprimida.

La exposición permanecerá abierta hasta el 7 de noviembre 2018.

 

Exposiciones: Pamplemousse de Miranda Makaroff