Advertisement

Quizá no reine como en la época del cine mudo o como antes de la reescritura del género que siguió a la Guerra de Vietnam, pero el wéstern no carece de signos vitales, y esto va también por la televisión, donde en los últimos años las plataformas de pago han avivado la llama que prendieron 'El Llanero Solitario', 'Bonanza', 'Gunsmoke', 'La casa de la pradera' o 'Walker'. 

Casas de juego para gatos y perros, pájaros y ovejas, murciélagos y conejos, caballos y peces, ratones y cobayas, e incluso canguros y tortugas. “Pet-tecture: Design for Pets” (Phaidon) explora el fascinante mundo de la arquitectura y el diseño para animales. 

La media naranja de Madame Sushita, Monsieur Sushita, desembarca en Madrid para ofrecernos los mejores y más variados platos de tradición japonesa con influencias de sus viajes por Marruecos, Perú, Tailandia o Hawái.

No era fácil ser mujer en el Salvaje Oeste, y llevar pantalones y una 38 al cinto no siempre mejoraba tus posibilidades. Hablamos de pioneras, forajidas, rancheras, aventureras… Algunas de ellas fueron violadas, esclavizadas, traicionadas o ahorcadas sin piedad. Irati Fernández Gabarain y Nerea Aguado son las autoras del fanzine Mujeres Legendarias del Lejano Oeste, publicado por Ediciones Armadillo.

Del 18 al 28 de octubre más de 100 bares y restaurantes del castizo barrio de Lavapiés forman parte de la VIII edición de este Festival Multicultural de la Tapa y la Música, Tapapiés.

 

La polifacética Coco Dávez, diseña un pañuelo solidario de la firma de moda Compañía Fantástica cuyos beneficios íntegros serán donados a Federación Española de Cáncer de Mama.

La marca de moda UGG® cumple 40. La firma fundada en 1978 por un surfista australiano en la costa de California, hoy forma parte del escenario mundial y es reconocida por su icónica bota clásica que, en su día, utilizaron los surfistas para mantener sus pies calientes. 

<
>

madreat, comida, gastronomía, street, food, agenda, madrid, cultura

MadrEAT. Alta cocina sobre ruedas

La innovación gastronómica no solo es cocina molecular o el garabateo de 'Pollocks' en platos asimétricos. La feria MadrEAT ha demostrado este fin de semana que es posible fusionar calidad, originalidad, asfalto y precios populares. La agencia de marketing Mateo&Co decidió trasladar el concepto de los 'food trucks' al Jardín Botánico de la Complutense y las tres principales conclusiones son:

1. Madrid es un hervidero de buenas idea

2. Es posible comer bien a precios asequibles.

3. Es urgente modificar una obsoleta legislación que prohíbe la cocina 'callejera' y promover este tipo de iniciativas. 

El concepto de 'street food market', tan extendido en Latinoamérica o Estados Unidos (imagen recurrente de películas o videoclips 'Made in Hollywood'), aterrizó en Madrid por primera vez con una extensa oferta gastronómica, cultural y musical.

Camiones customizados con suculenta hamburguesas de carne wagyu (raza originaria de Japón) de La Gastrocaravana, empanadas gallegas del restaurante Alborada (una estrella Michelín), steak tartar de infarto de La Finca, tacos de Kitchen 154 o 'hot dogs de Cositon,s Meal… Street food gourmet 'marinado' con cerveza artesanal La Virgen o vinos de The Flying Cow.

El éxito de MadrEAT ha demostrado que el público aplaude este tipo de iniciativas y ha sido un pulso a una legislación obsolta que prohíbe la instalación de puestos callejeros -excepto en ferias o eventos puntuales-. Cocineros de renombre y 'chefs' con estrella Michelín han participado en MadrEAT para demostrar que es compatible (y urgente) trasladar a la calle la cocina de autor. 

MadrEAT ha venido para quedarse. La inauguración ha sido este fin de semana, pero se celebrará el tercer fin de semana de cada mes en el Jardín Botánico de la Complutense (Avenida de la Complutense, 12). Apunta las próximas fechas: 15 y 16 de noviembre. Gastronomía gourmet a pie de calle y precios asequibles

.

Madreat, madrid, gastronomía, street, food, trucks, complutense, agenda
Madreat, madrid, gastronomía, street, food, trucks, complutense, agenda

MadrEAT, alta cocina sobre ruedas