Advertisement

Leopold Museum Viena Foto Peter Rigaud
Leopold Museum Viena Foto Peter Rigaud

Nos vamos de viaje a Viena para visitar el rastro de Gustav Klimt, Egon Schiele, Otto Wagner y Koloman Moser con motivo del primer centenario de su desaparición.

Con el street food instalado en nuestra agenda de ocio gastronómico, los mercados de abastos se convierten en la mejor opción para disfrutar de una buena comida.

<
>

 

Si la idea es pasar el día a lomos de tu corcel de dos ruedas, nada mejor en el caluroso verano que disfrutar de una comida deliciosa pero ligera y saludable, que te aporte toda la energía que necesitas. No hace falta ser vegetariano para saciar el apetito al estilo healthy. Toma nota porque en estos templos gastronómicos el verde es protagonista, pero la carne también es bien recibida.

Por Laura S. Lara

Ohana Sana

Ohana significa familia, ya lo decía Stitch. Y ohanasana, familia saludable. El espíritu ‘verde’ toma Chueca con tostas nutritivas, pokes hawaianos al gusto y smoothies naturales en un coqueto local que invita a alimentar cuerpo y alma. Ohana Sana es un oasis donde además de comer rico y ligero tienen lugar talleres de reiki, mindfulness y musicoterapia. Su objetivo es promover un estilo de vida saludable a través de una gastronomía sana y equilibrada pero también deliciosa. Barquillo, 34.


Ohana sana espacios

El Invernadero

Tras varios meses de reforma, El Invernadero de Rodrigo de la Calle echa raíces en la capital. El restaurante con una estrella Michelin traslada su ubicación al centro de Madrid con la misma filosofía: alta cocina verde, recuperación de especies y apuesta por la diversidad, respeto al entorno, cultivo integrado y puesta en valor del mundo de las verduras. Un lujo vegetal con opción de añadir carne, pescado, marisco o quesos, para tan sólo 20 comensales por servicio. Ponzano, 85.


Rodrigo De La Calle, Invernadero

Hake Mate

Hake Mate y se ha instalado en la calle Serrano para poner la nota de color y convertirse en un referente del fish&chips más gourmet de la capital. La Milla de Oro inaugura este divertido restaurante que cuenta con el asesoramiento culinario del chef Luis Arrafut (Basque Culinary Center) y el sello decorativo de María Villalón. Tres espacios (salón, barra y terraza) y una cocina mediterránea con un toque vanguardista, pensada para compartir con un cóctel a cualquier hora. Serrano, 120.


Hake Mate

Atlantik Corner

Con producto ligero y sabores primaverales, este restaurante especializado en la cocina y los vinos de Galicia y Portugal llena estos meses su despensa. Las anchoas asadas sobre escalivada al carbón, el bonito en tres texturas o la moqueca de mariscos se incorporan a la nueva carta de Atlantik Corner, una odisea marinera que alcanza también las costas de Marruecos y la India, países con los que los navegantes lusos intercambiaron influencias culturales y culinarias. Ventura de la Vega, 11-13.



Atlantik Corner.  Moqueca de marisco

Superchulo

En Superchulo no hay químicos ni alimentos procesados. Tampoco freidoras ni microondas, para conservar el valor nutricional y el sabor real de cada alimento.

Raw food, comida ‘arcoiris’, colorista y alegre, pasta fresca, masas de pizza en horno de piedra, queso fermentado, cocina al vapor... En el local que durante décadas ocupó el mítico irlandés Molly Malone’s de Malasaña no se comen animales porque no es necesario. Sólo recetas naturales y positivas para tomar conciencia, como su fantástica brocheta de ‘pollo’, que parece y sabe como tal, pero no lleva carne. Manuela Malasaña, 11.


Superchulo interior.

Huerta de Carabaña

La variada oferta gastronómica de La Huerta de Carabaña comienza desde primera hora de la mañana con desayunos para campeones y continúa hasta última hora de la noche con arroces, brasas, guisos y verduras. Platos en los que prima el respeto a la materia prima de su propia huerta, la frescura y la temporada, seleccionada por proveedores de confianza. Porque es primavera y las terrazas se convierten en estrellas de la ciudad, a los pies del 18 de Jorge Juan se pueden disfrutar los mismos platos que en el bistró, pero al aire libre. Lagasca, 32.

Huerta Carabaña mesas y sofas de terciopelo azul

Marengo
El actor y ‘cocinillas’ Pepón Nieto trae a Madrid el auténtico sabor de Cádiz con un restaurante que lleva el mismo nombre, la misma carta, pero sobre todo la misma ilusión motora que su hermano mayor gaditano. Producto autóctono traído directamente de los mismos proveedores locales que les sirven allí, con impronta marinera y vinos de la región. Imprescindible el atún de la Almadraba (la estrella de la casa), que consiguen a un pequeño productor de Barbate, el queso payoyo o la ternera de retinto.
Colmenares, 5.

 

La cena de una noche de verano