Advertisement

La editorial Alba publica sus Diarios completos sin los hachazos que le propinó el marido de la escritora a los textos, en un intento por ocultar sus vergüenzas

Es una de las citas culturales de la primavera. El Museo Reina Sofía celebra los 80 años de la creación del Guernica y los 25 de su llegada a sus salas con una exposición que recoge la visión de Picasso sobre la guerra moderna

El último trabajo de Rufus T. Firefly es la antítesis de un Big Mac.  Es difícil masticarlo, pero su digestión roza el orgasmo

<
>

Imagen de la película Arrugas, dirigida por Ignacio Ferreras. Basada en la novela gráfica de Paco Roca

Madurez de la animación española

Ignacio Ferreras ya presentaba un interesante curriculo como animador. Obtuvo merecido reconocimiento y galardones por How to COPE with death, un corto producido por Channel Four y, entre otros, ha trabajado con Silvain Chomet, la gran esperanza europea para la animación adulta. Arrugas, la novela gráfica con la que Paco Roca reclamaba atención hacia la memoria y el pasado de nuestros mayores, al tiempo que le granjeó el Premio Nacional de Cómic, le ha convertido en un director oscarizable y le permite "hacer crecer" los dibujos animados españoles.

¿Recuerdas el momento en el que decidiste que Arrugas podía ser tu primer largometraje?

El proyecto llegó de la mano del productor, que me mando el cómic y la propuesta de dirigir su adaptación. Yo no tenia realmente ninguna ambición - casi diría ningún deseo - de dirigir un largometraje. Sé que detrás del atractivo titulo de "director" hay mucho estrés y muchas noches sin dormir. Pero el cómic me pareció tan interesante, con tantas posibilidades para hacer el tipo de película que a mi me gusta ver como espectador, que acepte la oferta al día siguiente de leer el cómic.

Tu colaboración con Sylvain Chomet te integra en la nueva animación europea para adultos. Podemos mencionar a Satrapi, a Joan Sfar... Adaptando la novela gráfica de Paco Roca, has añadido la contribución española a esta nueva ola... Y todos son autores de la Bande Dessinée europea. ¿Está cambiando la relación entre ambos medios?

La animación y el cómic están creciendo, se están abriendo a formas narrativas diversas, y se están empezando a producir estos encuentros. Estamos leyendo cómic más "adulto", que cuenta historias que hace unos años estaban reservadas a la literatura, y por otro, la animación ha llegado a un punto técnico y de lenguaje cinematográfico que permite adaptar estas historias y aportarles algo. Mis mayores influencias vienen de Japón donde la conexión entre manga y animación existe casi desde el comienzo de ambas industrias. Es una conexión muy natural y, en el futuro, veremos muchas mas adaptaciones de la BD al cine de animación.

Arrugas -el libro- también trata sobre a la memoria. Frente a la perdida del habla y la degeneración mental del protagonista, se refuerzan los recuerdos, el pasado...

Una de las muchas ventajas hacerlo en animación en vez de acción real era que podíamos mantener la forma en que el cómic combina estos elementos de realidad, recuerdo y fantasía. Hemos podido integrar todo sin que resulte chocante. Hay diferencias con el cómic, pero partimos de la idea de mantener todos los elementos esenciales del cómic.

Eres dibujante, ilustrador... pero parece que el presente es del 3D y de la captura de movimiento. ¿Y el futuro?

Si, soy sobre todo de dibujar y de animación 2D. Pero el futuro - como el presente o el pasado - es de las buenas películas. El despunte del 3D coincidió con un momento especialmente bajo de largometrajes en 2D, pero tenía que ver con la calidad de las historias y la forma de contarlas. Además, solo es cierto en la producción de los grandes estudios en Estados Unidos. En la animación europea y, sobre todo, en Japón y Corea  la animación 2D goza de excelente salud. En general, las películas que se hacen en 2D son mucho más interesantes, pero es porque cuentan historias más interesantes.

Texto: Christian Osuna

Arrugas se estrenó el 27 de enero

 

Entrevista con el director de Arrugas, Ignacio Ferreras