Advertisement

En la era del “Big data” la ciberseguridad y la defensa de nuestra privacidad son algunos de los temas que nos preocupan cada vez más.

Blanca Portillo protagoniza esta versión teatral de la novela de Virginia Wolf.

Poco más de 160 páginas le han bastado para narrar Permafrost, una de las sensaciones literarias de los últimos meses, que ha vendido más de 10.000 ejemplares.

El próximo 25 de marzo se celebrará en Madrid la segunda edición del Festival Cine por Mujeres.

<
>

Fuel Fandango. Foto: Sergio de Luz

Entrevista con Fuel Fandango

Primero comenzó la historia de amor y después la historia musical. Cuando Nita y Ale Acosta se conocieron tuvieron que poner todas sus energías para sacar adelante un proyecto musical al que se ha ido sumando más gente. El resultado: un estilo propio en el que mezclan funk, rock, pop y flamenco, cientos de conciertos dentro y fuera de España con las salas llenas, su nombre extendido en internet, un EP editado a principios de año con su propio nombre, Fuel Fandango ( reeditado por Warner en junio) y mucha energía dentro y fuera del escenario.

Primero fue el amor y después la música, ¿Cómo fue la primera vez? Ale: Fue en una casa de campo que tienen sus padres. Fuimos a pasar el fin de semana y allí había una guitarra y de ahí salió uno de los temas que está en el disco Just.
Nita: Recuerdo que yo no quería meter flamenco porque quería cantar en inglés y otro tipo de cosas diferentes a lo que había estado haciendo.
Ale: Le propuse que mezcláramos estilos incluyendo el flamenco y al final así fue. Le costó encontrar la clave de lo que ahora hacemos, pero poco a poco salió.

¿Qué aporta cada uno para que el resultado sea Fuel Fandango? Ale: En la composición ella se encarga más de la parte vocal y melódica y yo de la música, de la selección de instrumentos, producción, estructuras... En las letras ella también tiene más peso aunque yo también escribo algo.
Nita: Pero tampoco es algo cerrado y definitivo, no tenemos reglas, cada uno aporta las ideas que tiene.
Ale: Al final del proceso ya no sabemos quién ha aportado qué, se convierte en una creación conjunta.

¿Quién más aporta su energía en Fuel Fandango? Ale: Hay una pieza clave en el grupo, que es Carlos Sosa, el batería. Su energía es fundamental no sólo cuando está tocando, también cuando preparamos los directos y cuando estamos de gira. Hay una química increíble. Aunque la cara más visible somos nosotros dos, estamos los tres a tope. Somos un dúo de tres personas.

No todo es música, ¿qué más equipo ha de tener un grupo para que funcione?
Ale:
Tener un mánager o una oficina que te busque los conciertos, una discográfica que te ayude a editar los discos, pero también los amigos que han dado lo que saben para el grupo, como fotógrafos, diseñadores, técnico de sonido, etc. Es gente que está alrededor y que ha estado desde el principio desinteresadamente, porque son amigos, y toda esa sinergia hace que todo funcione.
Nita: El estar nosotros encargándonos de todo, crea un estrés increíble, cuando en realidad los músicos nos debemos encargar de hacer un buen espectáculo.

¿Cómo se manejan las energías en la toma de decisiones?
Nita:
Se supone que las mujeres siempre tomamos las decisiones pero la verdad es que se toman entre los dos. Siempre intentamos ponernos en el pellejo del otro y ponernos de acuerdo. Si uno no está convencido de algo, no se hace.
Ale: Se toman por sentido común independientemente de de quién sea la idea. Si se decide hacer algo es porque a los dos nos gusta. Coincidimos mucho, tenemos opiniones bastante parecidas.

Pero habréis tenido que tomar alguna decisión en la que haya habido un desencuentro. Nita: Cuando él se encargaba de buscar los conciertos, decidía más, ya que lo hacía en beneficio del grupo.Yo me dejo aconsejar mucho por él porque lleva más tiempo en esto.

Si esta unión no se hubiera dado, ¿En qué estaríais poniendo vuestra energía? Nita: Estaría poniéndote una copita en un bar. Pero seguiría cantando, eso no me lo va a quitar nadie.
Ale: Supongo que seguiría en el estudio produciendo discos. Lo elegí desde hace tiempo y no puedo hacer otra cosa. He estado en esto desde muy joven.

Si el amor se termina, ¿qué pasa con Fuel Fandango? Ale: Lo hemos hablado desde el principio, y hay que tener sentido común. Si Fuel Fandango funciona sería de locos terminarlo y empezar de nuevo con otro proyecto.
Nita: Hemos conseguido separar las dos cosas y no queremos que una estropee la otra.
Ale: Cuando llegamos de un concierto, nunca hablamos del curro en casa.
Nita: Hay que desconectar, tener espacio para cada cosa.

Habéis llevado vuestra música a Budapest y a Londres, ¿Qué recibisteis? Ale: La experiencia de Budapest fue increíble; terminamos llorando en el camerino porque la sala estaba llena de gente que había ido sólo a vernos a nosotros y estaban locos, pidiéndonos canciones y bailando emocionados.
Nita:
Estaban en éxtasis.
Ale:
Estos pequeños ejemplos, nos han hecho ver que fuera también les gusta lo que hacemos y que nuestra música no tiene sólo porqué quedarse en España. Pronto volvemos a Inglaterra y se van a cerrar un par de festivales en otros sitios de Europa. En México por ejemplo han creado un club de fans y ni siquiera hemos ido a tocar allí.

Texto: Laura Bit
Foto: Fuel Fandango por Sergio de Luz [
Ale: camisa Dockers, pantalón Levi´S, zapatos Tremp, corbata Filippa K, cinturón Gas / Nita: vestido Paul & Joe, bailarinas Pretty Ballerinas / Agradecimientos: Tandem · www.bybike.info]

(Ver editorial de moda con Fuel Fandango)

Fuel Fandango en Madrid ·  10 de junio · Joy Eslava · www.fuelfandango.com

Entrevista con Fuel Fandango