Advertisement

La Fundación Mapfre presenta la mayor retrospectiva del fotógrafo americano Nicholas Nixon. Una serie que profundiza sobre el paso del tiempo, la familia y las ausencias

La artista francesa Laure Prouvost ha empapelado la ciudad de Copenhague con cuerpos desnudos. La artista, premio Turner de arte contemporáneo, ha pegado pechos y entrepiernas en las paredes de la ciudad para dar el pistoletazo de salida a la feria de arte Chart que se celebró en septiembre

El artista francés JR ha instalado una fotografía enorme de un bebé que se asoma a través de la estructura que divide México y EE UU

<
>

Cómic Fundación CPB. Mar Madly Gómez

Viñetas facultativas

La Fundación CPB organiza desde hace doce años un certamen humilde, muy localizado, pero cuyo jurado lo integran grandes profesionales del diseño y la creación. Bigas Luna, Mariscal, Gallardo, Fernando Amát, Pati Núñez... Los diseñadores América Sánchez y Alberto Planas colaboran haciendo algo que se les da muy bien: un libro que tiene mucho de especial.

¿A quién se dirige el certamen? ¿Quién participa? América Sánchez: A los usuarios de los Servicios de Salud Mental Catalanes. Pero se incluye a los profesionales, a los médicos, colaboradores, monitores… Y este año, como un estímulo, para ellos, su familia, la fundación, los diseñadores, el público, decidimos hacer un libro... A un precio razonable, y que puede comprar todo el mundo. Y hemos tenido un editor como La Cúpula. Un libro con una factura técnica estupenda y que está en la librería. Que es muchísimo mas difícil.
Así que han conseguido reunir las dos cosas que más felicidad les da: libros e ilustración… A. S.: Cada año van cambiando la propuesta, y nosotros solamente colaboramos desde hace dos o tres años. En una de sus exposiciones, Fernando [Amát, de Vinçon] me dijo: “Oye, ¿se te ocurre alguna cosa nueva? Porque nosotros ya hemos hecho de todo”. Propusimos lo que se llamó Biografía Dibujada. Y funcionó bien. La gente está abandonando el dibujo manual. A mí si me preguntan otra vez voy a inventarme otro tema de dibujo, es lo que mas me gusta. Y por otro lado una exposición se acaba. En cambio el libro tiene una difusión permanente. Sugerimos que hicieran cómic, y la finalidad última del cómic es el formato libro.
¿Qué diferencia han encontrado entre la ilustración del año anterior y este otro medio, el cómic? A. S.: El cómic pide que empiece y termine algo, ya sea realidad, ficción o en abstracto. Hay quién no hizo guión porque no le interesó. Nos pareció magnífico. Hay gente que se fue del tema. Les hemos dado un tema pero, en realidad, hay quien hizo lo que quiso: muy bien también. Propusimos una doble página, 16 cuadritos como máximo, pero se podía hacer algunos más o algo menos. Pero siempre en formato de doble página.
¿Qué es lo que vamos a encontrar en esas páginas? A. S.: Se van a encontrar con 141 cómic hechos por gente que no ha dibujado nunca o no dibuja habitualmente o que nunca hizo un cómic o que no sabe narrar. ¡Lo maravilloso es que lo han hecho! Hay 141 estilos distintos,  muchos de carácter infantil y otros que parecen profesionales de primera calidad. Un repertorio tan grande, estilístico, narrativo, de línea, de dibujo, de color, cómic hecho con corte y montaje… Lo que me apasiona es que hay una variedad maravillosa.
Alberto Planas: Unos la han entendido como un día de su vida. Y se nota que uno de los caballos de batalla que tienen los usuarios de los servicios de salud mental es este. Otros han entendido que se les pedía el día más feliz de su vida. En ambos, la lectura comparativa es muy interesante. Cómo distintas personas, en distintas situaciones han entendido el encargo. Y los aportes gráficos, en los guiones. Es como un manual de muchísimas cosas. A. S.: Esta gente no está contaminada, ni sabe, ni está por la tendencia ni por la moda, a lo mejor porque no conoce nada o dibujan como por primera vez. Es lo que hace emocionante este trabajo. No hay nada que se le parezca en las revistas de cómic habituales.
¿Y su aportación? La cubierta del libro parece reclamar atención. Un grito, una llamada… A. S.: Hemos realizado y concebido el libro en todas sus facetas, “edición de Albert Planas y América Sánchez”, pero… después llegaron las páginas. Ahí no hemos tocado nada, se pusieron tal cual vinieron.  A. P.: Impresiona ir leyendo y entrando en el libro. Te sumerges y entiendes cómo es la vida de estas personas. Desde alguien con una depresión profunda temporal a una persona esquizoide o paranoide. Todos podríamos ser usuarios. A. S.: Y hay muy poca gente que se interese por los outsiders. A nosotros nos hace felices que se difunda algo así. En especial en estos tiempos que vivimos.

Las bases consistían en dibujar dos páginas de cómic con el tema “Un día en mi vida”. El resultado se presentó y se expuso -libro y originales- en el Macba el pasado mes de Febrero.

Texto: Christian Osuna
Imágenes: cómic de Mar “Madly” Gómez y portada del libro (en sumario).

Viñetas facultativas