Advertisement

El aterrizaje inminente de 'Superlópez' en las pantallas grandes (protagonizada por Dani Rovira) ha convertido 2018 en el año de Jan, creador del personaje en los tebeos.

Entre las joyas internacionales que nos acerca este año el Festival de Otoño, destaca el premiadísimo montaje Lokis, del director polaco Lukasz Twarkowski, que arrasó en los Premios Nacionales de Teatro de Lituania.

DANZA: marta Izquierdo vuelve a su Madrid natal para bailar en Naves Matadero.

Regalar es un arte en el que se conjuga buen gusto, empatía y una pizca de suerte. Acierta con el regalo mirando el pasaporte. La cultura de cada país condiciona mucho a la hora de sorprender con un presente… para bien. Te anotamos algunos consejos que hemos recolectado.

Alicia Sornosa fue la primera y única mujer de habla hispana en dar la vuelta al mundo en moto y desde entonces no ha dejado de recorrer kilómetros con fines solidarios. 

<
>

SARA PISTA
la revelación del baile

En su carrera como fotógrafa se encontró el Swing por el camino, y desde entonces, Sara Pista (Madrid, 1987) es una experta captando este baile. De hecho, se ha especializado en ello, además de ser fotógrafa de eventos.

Por Cynthia M.R. · Foto: Nils Andrén y Bianca Locatelli, por Sara Pista

¿Por qué te dedicaste a la fotografía? De pequeña siempre hubo cámaras en casa gracias a mi padre, que ha sido un apasionado de la fotografía toda su vida. Imagino que la influencia vino gracias a él. Aunque enfoqué mis estudios para dedicarme al cine, pronto descubrí que en realidad lo mío era la imagen fija. La fotografía de baile vino después, y ¡ha venido para quedarse!

¿Cómo conociste el Swing? Empecé en el verano de 2014, cuando estaba en Valencia visitando a una amiga. Me llevó a un clandestino (encuentro organizado para bailar que se avisa con poca antelación y se lleva a cabo tanto en locales como en plena calle) una tarde y me gustó tanto que lo primero que hice al llegar a Madrid fue apuntarme a clases de Lindy Hop.

¿Cuál fue tu primera foto de baile? Fue en un evento organizado por la entonces escuela “enModoSwing”. Me estaba recuperando de una lesión y decidí llevarme la cámara para entretenerme mientras los demás bailaban. Fue como una revelación, de pronto encontré un estilo de fotografía que me hacía sentir como pez en el agua.

¿Qué te transmiten los bailarines? Alegría, diversión y “buen rollo”. Me gusta pensar que a través de mi cámara bailo con ellos. Es por eso que me gusta meterme en plena pista de baile y fotografiarles desde bien cerca con mi 35mm. Es una tarea complicada, y me llevo muchos pisotones, pero ¡merece la pena!

¿Cuál es el momento que más te gusta captar? Disfruto compartiendo al menos media canción con una pareja. Siempre busco una complicidad, un gesto que hace de ese baile único. También es muy divertido fotografiar una jam, donde casi la sala entera, hace un círculo y rodea a una pareja que queda en el centro. Ésta baila como si no hubiera un mañana y se van rotando. No voy a negar que para mí sea un poco estresante porque pasan muchas cosas muy rápido, pero el resultado siempre es muy interesante.

¿Fotografías más tipos de bailes? Hasta ahora he fotografiado Lindy Hop y Balboa, aunque llevo tiempo queriendo expandirme a otros estilos, como por ejemplo el ballet clásico.

¿Cuál es el secreto de obtener una buena imagen en movimiento? Para empezar, aunque me quite un poco de mérito, tener una buena cámara. Al menos una con ISO alto. Después, hay que fotografiar a una velocidad lo suficientemente rápida para que congele a la pareja en movimiento. Y, por último, armarse de paciencia y disparar mucho.    

La revelación del baile