Advertisement

Del amor incondicional de Andrea Salinas por el mar nació esta marca de ropa de baño sostenible. Diseños elegantes realizados con materiales eco-premium, como tejidos creados a partir de plásticos y redes reciclados procedentes del mar. Hablamos con Andrea para sumergirnos en el universo Now_Then

Pues resulta que todo termina cuando Miqui me propone que escriba su artículo y yo le digo que sí aunque ya no comprendo nuestra amistad, ni siquiera sé si su nombre real es Miqui —me pregunto quién tolera que lo llamen así—, e igual con su apellido, Valenciaga, Valenzuela… 

...me acerco al mar como quien va a una iglesia, algo así, porque lo que a mí me ocurre no tiene remedio y cuando se va a la iglesia, es lo que sientes, que ya no hay solución, si no, cómo te vas a meter en una iglesia a rezar si aún hay algo que puedas hacer

Cada edificio de oficinas tiene tres, cinco, siete plantas. Diez. En cada planta hay varios departamentos separados por placas. Los techos altos surcados por cables quedan ocultos por cuadrados blancos

<
>

La luz de la vida

Con el nexo común de la vida marina bioluminscente conectamos un relato autobiográfico sobre una noche inolvidable y una entrevista con uno de nuestros cocineros más innovadores, Ángel León, que el año pasado presentó en Harvard a este plancton como ingrediente revolucionario en sus platos.

Reinventar la cocina marinera

Al cocinero Ángel León, se le conoce también como el Chef del Mar, y es que, viviendo en un pueblo tan marinero como es El Puerto de Santa María (Cádiz), ha podido sentir su influencia desde bien pequeño, lo que ha marcado la dirección de su carrera y el significado de su cocina. Charlamos con él sobre su universo marino y su restaurante Aponiente. 

A la deriva con Ai Wei Wei

Dos reporteras del 'Deutsche Welle' siguen los pasos de Ai Weiwei por Lesbos, Idomeni, Gaza y otros puntos calientes de la crisis de refugiados. El resultado es un documental que sirve de relato transmedia a la mayor catástrofe de nuestro tiempo

Nina Simone tenĂ­a razĂłn. Violeta Gil

Nina Simone entró en el bar, se sentó en la barra y sacó un cuaderno. Era la única chica del bar, y los tres hombres de la barra, un camarero y dos bebedores, la miraron mucho

El navegante. Juan Soto Ivars

Ya sabéis cómo son, en qué manos están. Escriben tu nombre y presumen poniéndote el adjetivo más grandioso. Escriben héroe y se apropian del héroe. Te impulsan y te protegen, el combustible entra a borbotones en los motores...

Guillermo RodrĂ­guez. El mar nunca antes

Se cuenta que antaño un pirata que batía las costas naufragó y fue a dar de bruces a una playa. Despertose aquel al poco, y vio que nada quedaba de su barco ni de su tripulación. El pirata vagó pues por aquella costa sin ver más que hierbas ralas y acantilados y tierras baldías como nunca había visto hasta que, cansado de no encontrar población que le diera asilo, adentrose en el desierto

SandĂ­a. MarĂ­a Sotomayor

Me empeño en buscar desde el paseo marítimo el mejor sitio en la arena para poner la sombrilla. La cercanía al mar siempre me pareció innecesaria, porque no soy de agua, me resulta un lugar violento donde jamás puedes agarrarte a nada y nunca sabes qué es realmente lo que te roza

Submarino. Sergio C. Fanjul

Siempre he tenido miedo al mar, al poder del mar, por eso siempre he dormido encogido contra la pared, bien envuelto en la manta, oyendo como las violentas olas del Cantábrico tratan de derribar esta pequeña casa de pescadores que se encarama al acantilado