Advertisement

El mes de octubre pasado vio la luz el primer volumen de Sapiens de los cócteles, la colección de títulos que dentro del proyecto global del Sapiens de la gastronomía está llevando a cabo la Fundación el Bulli.

Andrea Bottesi no es un creador de herramientas de coctelería al uso.

N2Lab es la heladería/laboratorio, donde Marta Jañez y Vicente Díaz han revolucionado la industria de los helados.

Esta galería se centra especialmente en una visión joven del arte contemporáneo con propuestas que invitan a la reflexión. 

<
>

GUÍA KYMCO

animal jazz

Contagiando swing

Animal Jazz y El Molino de Santa Isabel son dos escuelas en un mismo espacio en la calle Calle de Santa Isabel número 42. Sus responsables son Carla Stinus, Malela Durán y Carmen Vela. Las tres han manejado con éxito proyectos previos desde hace años, y llevan dos en este barrio. Música, baile, otras actividades artísticas, y jazz, mucho jazz… Hablamos con ellas mientras se escuchan de fondo ensayos de saxofón y batería…

 

Por Henar Ortega · Foto (de izq. a der.): Carla, Malela y Carmen por Carlos Luján para El Duende

 

¿En qué consiste vuestra propuesta? Damos la posibilidad de disfrutar y desarrollar artes que son complementarias entre sí. Las personas que bailan necesitan música, quienes hacen música ven enriquecida su actividad con el baile.

 

Empecemos por Animal Jazz...Estamos especialmente dedicadas a la cultura del swing en su más amplio espectro: lindy hop, balboa, tap dance… Nos interesa la divulgación, y tenemos incluso un programa de radio los sábados en M21. Organizamos actividades regulares para los alumnos, y eventos como las clases abiertas de swing que hacemos todos los lunes de forma gratuita en el Teatro del Barrio.

 

¿y en el Molino? Somos una escuela de música que no se cierra a ningún tipo de estilo. Aquí tenemos clases de instrumentos desde el ukelele al trombón pasando por todos los imaginables; y de grupos, desde big band hasta coros, orquesta o flamenco.

 

¿Son vuestras actividades pegamento para la gente del barrio? En cierto modo nos gusta pensar que sí. Entre unos y otros hay unas 700 personas que vienen cada semana a clases, y es un tejido bastante considerable. Al estar cerca de Atocha, también viene gente de fuera del barrio, pero la mayoría son vecinos de por aquí. Esto construye comunidad, sensación de pertenencia y, por qué no, actividad en los bares de alrededor… Es un lugar de encuentro con otras personas con quienes comparten intereses, gustos… Aquí hay hasta parejas, hijos… (risas).

 

Tendréis mil anécdotas… Nuestro local era una antigua curtiduría que llevaba más de 50 años en activo, y aquí entra gente del barrio a preguntar, o incluso a que le arreglen un bolso. Una vez vino un señor muy mayor que había trabajado aquí, vio unas fotos antiguas que conservamos, y nos pidió por favor pasar para ver cómo ha quedado el espacio. La verdad es que estamos en un lugar con mucha historia, y hemos intentado rescatar algunas cosas: mesas, tiradores de las puertas, el calendario de la secretaría…

 

¿Por dónde van los tiros en el Swing ahora mismo? Hay una corriente nueva muy interesante, denominada ‘Nadie sigue, nadie lidera’ que está por desarrollar y que tiene que ver con toda la ola feminista que estamos viviendo. En Animal Jazz nos estamos formando y vamos hacia eso.

 

Animal Jazz + El Molino

Santa Isabel, 42. T 910 423 577 / animaljazz.es

Haz clic aquí y conoce dónde encontrar tu guía KYMCO.

GUÍA KYMCO: Animal Jazz, contagiando swing