Advertisement

La editorial Alba publica sus Diarios completos sin los hachazos que le propinó el marido de la escritora a los textos, en un intento por ocultar sus vergüenzas

Es una de las citas culturales de la primavera. El Museo Reina Sofía celebra los 80 años de la creación del Guernica y los 25 de su llegada a sus salas con una exposición que recoge la visión de Picasso sobre la guerra moderna

El último trabajo de Rufus T. Firefly es la antítesis de un Big Mac.  Es difícil masticarlo, pero su digestión roza el orgasmo

<
>

Libre te quiero

Por Andrea G. Bermejo

Entre el cuento gótico y el noir con vestidos de época, William Oldroyd despuntó el pasado año con su ópera prima basada en una novela corta de 1865. El dramaturgo demostró su talento cinematográfico trasladando el texto ruso de Nikolai Leskov a la embarrada campiña inglesa. Y, de hecho, mucho de Cumbres borrascosas –pero de la de Andrea Arnold– tiene la historia de esta mujer constreñida por el corsé social de la época: el matrimonio. Interpretada por la inocente y feroz Florence Pugh, su Katherine demuestra enseguida que no ha venido a este mundo a recibir órdenes de ningún hombre ni a que la encierren en casa. A partir de ahí y con elegancia extrema, se ganará a pulso el nombre que da título a su película.  

Lady Macbeth. Dir: William Oldroyd. Con: Florence Pugh, Christopher Fairbank, Cosmo Jarvis, Naomi Ackie. Thriller. Estreno: 28 de abril.

Libre te quiero. Lady Macbeth